La era digital ha llegado tanto a las personas como a los negocios. Hace unos años lo más tecnológico que podíamos ver en una tienda era la caja registradora, ahora puede que ese mismo negocio esté solo a través de Internet. Por eso hoy traemos estos consejillos para adaptar tu negocio a la era digital.

El smartphone y la era digital

Esta primera pauta es relativamente fácil, necesitamos indispensablemente un smartphone con acceso a Internet. Hace unos años decir esto podía parecer un capricho, pero actualmente es un elemento de vital importancia, tanto en nuestro día a día como en el de cualquier negocio.

Con el smartphone no solo recibiremos las llamadas de posibles clientes, sino que podremos gestionar la parte conectada de nuestro negocio. A nivel personal solemos mirar correos, nuestras redes sociales y leer noticias de nuestro interés, pues bien, esto hay que trasladarlo directamente a tu negocio.

A través de un smartphone podemos gestionar las redes sociales del negocio, los correos de empresa y leer noticias del sector, ¡ah! y recibir llamadas, claro. Pero, ¿es necesario tener redes sociales?

¿Necesito redes sociales para mi negocio?

No es que las redes sociales sean necesarias para dar a conocer un negocio – más si se trata de uno nuevo – sino que es algo fundamental. Solo hay que fijarse algunos casos de éxito como la empresa de las gafas de sol, Hawkers, que le deben prácticamente todo su éxito a las redes sociales, en concreto a Facebook.

Facebook ligado a tu negocio y la era digital
Facebook ligado a tu negocio

Pero, ¿qué hay que hacer para hacer triunfar tu negocio en Facebook?

Para conseguir que tu negocio triunfe en Facebook – o cualquier red social – hay que ser muy, pero que muy constante. Interactuar con los fans y hacerles llegar novedades de tu negocio, pero sin saturarles. De hecho viene bien no darle excesiva importancia a nuestras noticias y destacar las más interesantes del sector, por ejemplo, de esta manera animas al usuario a interactuar con las redes sociales de tu negocio y cuando publiques algo relacionado con él, tendrá un mayor impacto. Eso sí, a no ser que triunfes repentinamente en las redes sociales – que no es lo habitual – tienes que apoyar todo esto en otras cosas como por ejemplo, una página web.

Posicionar la web de tu negocio en la era digital
Posicionar la web de tu negocio

¿Cómo hacer una web para mi negocio?

Depende mucho del tipo de negocio que pretendas montar, no es lo mismo montar un escaparate donde mostrar los productos de tu negocio recién abierto que una web de una empresa grande ya establecida que se lanza a la era digital y que vaya a recibir miles de visitas. Lo primero que tenemos que hacer es elegir un hosting económico como el de 1&1 donde alojar el sitio web de nuestro negocio. En la mayoría de los casos, con un hosting común nos vale.

Además, estos nos ofrecen multitud de posibilidades a la hora de instalar gestor de contenidos como WordPress, es más sencillo y personalizable si nunca te has puesto a crear una página web. Aunque si necesitas que te echen una mano, hay multitud de freelances dispuestos a ayudarte, solo tienes que buscar.

Pasión

Este es el ingrediente más importante a la hora de realizar cualquier cosa, ya sea una receta de cocina o un proyecto que nace de una original idea. Las cosas o se hacen con ganas, o mejor no hacerlas. Si crees que tu negocio necesita un pequeño empujón empieza por darlo a conocer en la red, ¡es el momento!

Comentarios

comentarios