Alan Rickman, el actor británico conocido principalmente por su papel en la saga Harry Potter, nos ha dejado a sus 69 años de edad víctima de un cáncer. Aunque en sus últimos años destacó por su gran interpretación como Severus Snape, ha participado en muchas otras superproducciones de Hollywood, dejando de lado la famosa barita mágica y adaptándose a muchos géneros cinematográficos distintos.

Desde hogwarts a Love Actually, pasando por sheriff en Robin Hood o plantándole cara al gran Bruce Willis como villano en la Jungla de cristal. Tal y como se puede comprobar, sus casi 70 trabajos en el mundo del cine no han dejado indiferentes a los más críticos. Además, fue ganador de un Globo de Oro por su papel en la miniserie Rasputin.

Aunque la noticia toque de lleno a muchos entusiastas de las sagas y películas anteriormente comentadas, siempre nos quedará todo su trabajo en el recuerdo y podremos seguir disfrutando de un gran puñado de grandes películas. ¡Gracias Alan Rickman!

 

Comentarios

comentarios