El 16 de agosto de 2015, salta a la palestra un artículo del New York Times en el cual alaba la actitud innovadora de Amazon, pero crítica la gestión del personal que la compañía americana lleva a cabo, lo describe como una empresa con una cultura abrasiva en la que empleados con cáncer, abortos involuntarios y otras crisis personales sufrieron evaluaciones laborales injustas o a los que se arrinconó en lugar de darles tiempo para recuperarse y ajustarse a un ritmo de trabajo intenso.

amazon_tienda_620x350

El medio entrevista a más de 100 empleados y ex trabajadores que relatan la alta competencia y presión en la compañía llegando a la conclusión que somete a sus trabajadores a duras, incluso brutales, condiciones laborales. Los testimonios obtenidos son casi de “pesadilla”, según el portal engadget.com que se hace también se hace  eco del artículo del New York Times, confirmando historias de trabajadores que batallan contra enfermedades como el cáncer o que tienen que hacerse cargo de sus familiares, sometidos a dura presión por parte de sus superiores o compañeros.

Destaca el caso de una ejecutiva de recursos humanos que les espetó a sus superiores: “¿Qué clase de compañía queréis ser?” después de haber sido instruida para poner bajo vigilancia a una mujer que había sido sometida a una grave cirugía, así como a otra trabajadora que acababa de ser madre

Respuesta de Amazon

En su momento el CEO de Amazon, Jeff Bezos, declaró que estas situaciones no eran la compañía que el quería o que reconocía,  y envió una misiva a todos los trabajadores animando a los empleados de Amazon a que lean el artículo y les pide que cualquiera que sea testigo del tipo de cultura abusiva descrito en la pieza debe reportarlo de inmediato al departamento de recursos humanos o directamente a él.

bezos_carta_nytw

“Incluso si es raro o aislado, nuestra tolerancia para cualquier falta de empatía debe ser cero”, afirma Bezos en un correo electrónico distribuido a los trabajadores que recoge el New York Times.

Jay Carney, vicepresidente de Asuntos Corporativos Globales de Amazon y exportavoz de la Casa Blanca, aseguró el 19 de octubre de 2015 en un artículo publicado Medium que “Cuando existen dos versiones de una historia, el lector merece conocer ambas. ¿Por qué decidió el Times no seguir una práctica común?”.

WASHINGTON, DISTRICT OF COLUMBIA - JUNE 19: White House Press Secretary Jay Carney speaks at the St. Regis Hotel on June 19, 2014 in Washington, DC. (Photo by Michael Bonfigli/The Christian Science Monitor)

El vicepresidente recuerda, en ese sentido, que tras la publicación de la historia sobre Amazon en agosto, la citada editora, Margaret Sullivan, escribió que “el artículo se alimentó más de generalizaciones y anécdotas que de pruebas irrefutables. Dado que el resultado es tan condenatorio, y se presenta con tanto drama, no parece que eso sea suficiente”.

El exportavoz de la Casa Blanca aduce que si los reporteros hubiesen comprobado los datos, la historia que publicaron habría sido “mucho menos sensacionalista” y “más equilibrada”. Carney culpa que se haya buscado sólamente el vender periódicos y que no se centrasen en una visión más amplia de la noticia, ya que aunque ponen ejemplos sobre todo citando a un trabajador que decía que todas las personas que iban a los despachos terminaban llorando o con depresión, pero no añaden que este trabajador fue despedido por fraude.


Amazon demanda a más de 1000 personas por falsas reseñas

Amazon ha empezado a castigar a aquellos que otorgan calificaciones falsas y ha demandado a más de 1000 personas.…

Respuesta del New York Times

Dean Baquet, director ejecutivo del periódico neoyorquino, salió en defensa del trabajo de sus periodistas tan solo unas horas después de que Carney publicase su respuesta al artículo del diario.

“Quiero reiterar mi respaldo a la historia sobre la cultura en Amazon”, escribió Baquet en Medium.

“En tu texto (en Medium), así como en recientes intercambios de correos electrónicos conmigo, cuestionas la afirmación del artículo de que muchos empleados consideran que Amazon es un lugar duro para trabajar”, señala Baquet.

13amazon-selects-slide-X2A2-articleLarge

El directivo sostiene que fue un trabajo de investigación de meses y que se entrevistó y dialogó con más de un centenar de personas de todos los ámbitos y puestos en la compía y, que intentaron ser lo más imparcial posible y mostrando los hechos que les relataban.

Qué os parece esta polémica? ¿Es Amazon un sitio duro para trabajar?¿Cómo os enfrentaríais a una situación similar?

 

 

Comentarios

comentarios