Aunque tenga ya algún tiempo nunca está demás probar los dispositivos que hacen a una marca ganarse un trocito de pastel en este mercado tan competitivo. Hoy analizamos el Wiko Fever, el que podríamos llamar; “buque insignia de la marca francesa”.

Nada más sacarlo de la caja se ve de nuevo que los franceses apuestan por el diseño manteniendo bajo el caparazón un terminal suficientemente potente para considerarse una gama media-alta. Nos encontramos ante un smartphone muy elegante de 5,2″ FullHD y un corazón de Octa-core de Mediatek.

Diseño

Al igual que en el Wiko Pulp Fab, que ya analizamos anteriormente, han conseguido mantener un gran diseño combinado en aluminio y un plástico muy agradable a la mano ya que simula al cuero. Diseño que no solo consigue un terminal muy compacto, sino que además deja de lado el cuerpo unibody al que tanto estamos acostumbrados y se decanta por una tapa trasera para poder extraer la batería. Sino te gustan las powerbank y eres más de llevar una batería auxiliar, estate atento.

A diferencia del Wiko Pulp Fab, la parte frontal del Wiko Fever es mucho más agradable tanto a nivel visual como a nivel de usabilidad. Los bordes de la pantalla son redondeados –  en 2D – y dejan un tacto realmente bonito que además transmite una sensación digna de una gama alta de smartphones.

IMG_7442
IMG_7441
IMG_7449
IMG_7440
IMG_7443

Hardware

Un smartphone bonito, elegante pero además potente. Obviamente no el más potente del mercado, pero hay que contar con que se puede adquirir desde unos 200 euros en su versión de 2 GB de RAM.

Lo que más destaca en este aspecto es su procesador de Ocho núcleos de Mediatek de 64 bits (Mediatek 6753) y el procesador gráfico Mali T720 MP3 que con sus 3 GB de RAM – en su versión más alta – dejan al Fever en una posición cercana a la gama alta. Esto, junto con el panel IPS de 5,2 pulgadas FullHD necesita una batería suficientemente alta, batería que tiene ya que cuenta con 2900 mAh. Podemos pasar tranquilamente el día y medio de uso bastante intensivo. Todo esto en un peso de muy reducido de 143 gramos.

En términos generales se trata de un terminal muy potente por el precio que tiene y que no le falta de nada, salvo NFC, a muchos no les importará pero a otros quizás sí.

IMG_7441

Pantalla

La pantalla es una de las cosas que más nos han gustado, a parte de verse realmente bien tiene un tacto muy agradable. Apostar por un marco 2D le ha dado mucha solidez a la pantalla, a parte de contar con Gorilla Glass 3, claro.

Como ya hemos comentado, tras esta agradable pantalla se encuentra un panel IPS de 5,2 pulgadas con una más que suficiente resolución 1080 con 424 píxeles por pulgada. Dejando los datos de un lado, la pantalla se comporta perfectamente tanto en interiores como en exteriores y los colores son muy vivos a la vez que naturales.

Cámara

¿Cómo hace las fotos? Es siempre una temida pregunta en cualquier smartphone de gama media. Hemos de decir que Wiko ha puesto de su parte y aunque no sabemos mucho de ella se comporta bastante bien, pero tampoco para tirar cohetes.

La aplicación de la cámara es muy sencilla y a la vez muy configurable, por lo que con distintos modos que nos ofrece Wiko en su capa de personalizada de Android, podemos sacarle bastante jugo a la cámara. No esperemos las mejores fotografías, pero si unas muy satifactorias en condiciones normales.

Donde si destaca frente al resto de terminales de esta gama es en la cámara delantera. No solo son 5 megapíxeles para tomar unas fotos decentes sino que además cuenta con un Flash frontal, para sacarte los mejores selfies nocturnos.

IMG_7442

 

Conclusión

Es un terminal que cumple con unas altas expectativas. Un diseño bonito y agradable al tacto gracias a la simulación de cuero de la parte trasera y el aluminio del marco, una pantalla que es una pasada y una gran batería. La cámara no es para tirar cohetes, pero oye, ¡no se puede tener todo! Porque no es que sea mala, sino que podría ser algo mejor.

Lo único que no nos ha terminado de convencer, como en otros modelos de Wiko que hemos probado, es la interfaz que usuario. Teniendo la versión Lollipop de Android, la capa de diseño que usa parece volver al pasado, se podría mejorar bastante. Aún así le damos 8 sobre 10, y si no usase este launcher se merecería un 8,5.

Y a vosotros, ¿qué os parece el buque insignia de Wiko? ¿Os lo compraríais?

 

Comentarios

comentarios