Si nos ponemos a pensarlo el espacio nos puede asustar bastante, pero si como en este caso algo del espacio se acerca a la Tierra.. asusta bastante más, ¿no?. Según la NASA desde el observatorio de Hawai – Pan-STARRS – ha avistado el asteroide rocoso con un diámetro de entre 280 y 620 metros, ahí es nada.

La NASA nos tranquiliza

Aunque las dimensiones de este cuerpo rocoso no sean para nada despreciables, la NASA nos tranquiliza y afirma que no hay riesgo de colisión con nuestro querido planeta. Se estima que pasará a 500.000 kilómetros, más menos, a una velocidad de unos 126.000 kilómetros/hora el 31 de octubre, 10 días después de que Marty Mcfly llegue al futuro.


La NASA publica unos geniales vuelos imaginarios de la New Horizons sobre Plutón

Los científicos de la NASA no paran de trabajar recopilando la información que envía desde más allá de la órbita…


Como comentan desde engadget, aunque no haya riesgo de colisión el estropicio que armaría que un asteroide de esa envergadura sobre la superficie terrestre sería fatídico debido a su tamaño y velocidad.

Este tipo de avistamientos son más importantes de lo que parecen, pues con ello se consigue estudiarlos más de cerca y con ello descubrir algunos de los enigmas del espacio, ese territorio que siempre estará por descubrir.

Comentarios

comentarios