La nueva generación de procesadores Intel (Kaby Lake) abre todo un abanico de posibilidades a los usuarios. Fueron presentados en el IDF 2016 de San Francisco y, desde ese mismo momento, ya se conocieron todas las mejoras que han sido incorporadas respecto a la sexta generación de procesadores. Más ahorro energético, una gran mejora del rendimiento y lo que para muchos es el as que Intel se guardaba bajo la manga: procesadores muy domésticos que se adaptan a casi todos los perfiles de sus usuarios.

No falta mucho para que estos chips salgan al mercado. Probablemente, a final de año ya haya bastantes dispositivos que los lleven incorporados. Esto implica que, aunque un procesador de nueva generación siempre luce mejor que uno de sexta, hay que conocer bien las diferencias entre ambos antes de decantarnos por un modelo u otro.

Kaby Lake, los nuevos procesadores domésticos

Hace ya algún tiempo analizamos a fondo las características y las especificaciones de la sexta generación de procesadores Intel. Tal y como os contamos en ese post, la potencia y el número de núcleos fueron los pilares sobre los que se sustentaron dichos procesadores.

Para llegar a un público más modesto, Intel ha cambiado su forma de trabajar y ha hecho de los Kaby Lake unos procesadores domésticos. La frecuencia de trabajo de la séptima generación de procesadores ha disminuido respecto a sus antecesores, orientándolos a ordenadores 2 en 1, portátiles y ordenadores de sobremesa eficientes. Sin embargo, las nuevas tecnologías han hecho reaccionar a Intel, incorporando nueva tecnología para que estos chips muestren una gran destreza con los vídeos 4K.

intel-core-de-septima-generacion

La séptima generación de procesadores está dividida en dos familias distintas, donde la frontera entre ambas es la movilidad y la potencia: la familia U e Y. Así pues, la familia U está orientada a la movilidad y a la multitarea, mientras que la familia Y destaca por su potencia, ligada (en cierta forma) a ordenadores y dispositivos de sobremesa.

Como era de esperar, cada familia de procesadores Kaby Lake cuenta con 3 modelos: i3, i5 e i7. Sin embargo, el i3 de la serie U ha sido sustituido por un m3, el procesador de gama más baja que nos encontramos dentro de esta séptima generación. La siguiente imagen muestra de una forma más visual los nuevos procesadores y sus respectivas familias.

Características de los nuevos procesadores de Intel.
Características de los nuevos procesadores de Intel.

Características de la séptima generación

Tal y como ya hemos comentado, el ahorro de energía y la movilidad es la base sobre la que Intel ha estado trabajando. Sus especificaciones no destacan tanto como las de los procesadores de sexta generación pero, de igual forma, proporcionarán un increíble rendimiento a precios un poco más asequibles (esperemos que, al rebajar su potencia, también lo haga su precio).

Así pues, las especificaciones de los seis procesadores que conforman la séptima generación de Intel son las siguientes:

Tabla de especificaciones
Procesador Serie Frecuencia de trabajo Gráfica integrada TDP
Core i3-7100U U 2,4 GHz Intel HD 620 300 MHz/1GHz 15W
Core i5-7200U U 2,5 GHz (3,1 GHz turbo) Intel HD 620 300 MHz/1GHz 15W
Core i7-7500U U 2.7 GHz (3,5 GHz turbo) Intel HD 620 300 MHz/1050MHz 15W
Core m3-7Y30 Y 1 GHz (2,6 GHz turbo) Intel HD 615 300/900 MHz 4.5W
Core i5-7Y54 Y 1,2 GHz (3,2 GHz turbo) Intel HD 615 300/900 MHz 4.5W
Core i7-7Y75 Y 1,3 GHz (3,6 GHz turbo) Intel HD 615 300/1050 MHz 4.5W

Podéis comprobar que, aunque la frecuencia máxima de trabajo de los modelos más potentes se haya reducido, el ahorro energético es enorme. En la sexta generación, el modelo más potente consumía una potencia de 95W, mientras que el I7 7500U no sobrepasa los 15W.

Aunque pueda parecer extraño, todos los modelos son procesadores de 2 núcleos y 4 threads, desde el m3-7Y30 hasta el más potente, el Core i7-7500U. Sin lugar a dudas, Intel ha rebajado en exceso la potencia de los i7. Desde Billionbytes recomendamos los procesadores top de la sexta generación si lo que buscáis es potencia en estado puro.

Espero que toda esta información os haya ayudado a entender un poco mejor las características de todos los procesadores de séptima generación. Si tenéis alguna duda, ¡No dudéis en preguntar!

Comentarios

comentarios