El cargador solar que nos traemos entre manos es un dispositivo realmente útil si lo tuyo es la acampada o el aire libre, lugares donde escasean los enchufes de pared. Se trata de un cargador solar que tiene una deficiencia del 24% de aprovechamiento de la luz, viene plegado sobre sí mismo en un tríptico bastante compacto y práctico. Tiene un peso muy ligero, de tan sólo 158 gramos, sus medidas son 26×16 cm cerrado y 53×26 cm desplegado, algo que lo hace ideal para transportar en una mochila. Su precio oscila entre los 80 y 60 euros según el fabricante.

Cargador Solar Choetech
Cargador Solar Choetech

Como puede observarse en la imagen superior, posee una cara que es la que debe orientarse hacia la luz solar que posee tres secciones de células fotovoltáicas, con una capacidad de aprovechamiento del 24% como dijimos anteriormente. En la otra cara nos encontramos un práctico bolsillo dónde está la doble conexión hembra de USB, el cable de carga con una salida que no es un mini USB estándar, las las instrucciones de uso y el lugar donde se debe colocar el móvil que se está cargando para que no quede expuesto directamente al sol. Aporta una serie de medidas en las esquinas que hacen que su colocación sea bastante práctica, sobre todo sobre pechos de tiendas, partes traseras de mochila, etc.

Su uso es bastante sencillo, se conecta el móvil que se desea cargar al doble puerto USB que está situado en el bolsillo (una de sus ventajas) se despliega el panel solar y se debe orientar correctamente hacia el sol. En mi caso puse un iPhone 5 que no cargaba si no estaba completamente bien orientado hacia el sol. Esto es un elemento a tener muy en cuenta ya que no es capaz de cargar un móvil si no está perpendicular al rayo solar.

Una de las recomendaciones que hace el fabricante, y que hacemos extensiva en esta reunión ya que nos ha parecido una buena idea es la de cargar, no el teléfono directamente, sino una batería externa. Las baterías externas tienen una mayor tolerancia a los bajos voltajes a la hora de cargarse, no como los teléfonos móviles que dan problemas. Esta práctica nos permitiría almacenar la energía obtenida de forma lenta en la batería y poder disponer de ella en otro momento.

Este cargador solar, como otros muchos en el mercado, no es un cargador rápido de móviles. Se trata de un dispositivo de carga lenta que requiere mucho tiempo de exposición al sol. Si usas mucho tiempo tu móvil o eres una persona impaciente te recomendamos que hagas lo que se indica en el párrafo anterior, usa una batería para recoger la energía solar y almacenarla.

Un cargador solar con muchos detalles

Por otra parte, nos ha parecido un cargador solar bastante bueno, fácil de usar, con un buen acabado y que aguanta la exposición al sol durante largos periodos de tiempo. En resumen, nos parece que este dispositivo es una gran alternativa para los que utilizan teléfonos móviles en lugares de difícil acceso en momentos de acampadas y actividades de tiempo libre. El único inconveniente que hemos encontrado es que el tipo de carga es lento, elemento común a otros muchos cargadores solares. Mi experiencia de uso continuado durante una semana me llevó a la conclusión a la que han llegado los propios fabricantes, es mejor usar una batería para almacenar energía solar obtenida.

El cargador desplegado
El cargador desplegado

Cargando un iPhone 6
Cargando un iPhone 6

Choetech
Choetech

Como nota final me gustaría darle 7/10.

Comentarios

comentarios