¿Quién dijo que los coches autónomos son aburridos? Si no puedes conducir el coche, la conducción se vuelve monótona, aburrida y demasiado tranquila. Esto puede tener algo de cierto, pero lo cierto es que hay gente que ya ha pensado en esto para que poder decir con tranquilidad; los coches autónomos no son aburridos.

Estudiantes del MIT han desarrollado un algoritmo realmente increíble. Se trata de un sistema por el cual el coche va conociendo el terreno por el que está conduciendo y se adapta a él, hasta el punto de derrapar en las curvas si fuese necesario.

Todos estos datos lo recogerían acelerómetros y cámaras que llevase el vehículo en cuestión, gracias a este conjunto y sobretodo el algoritmo, este coche – aunque se trata de una maqueta experimental – analiza tanto la velocidad a la que va como la inercia que se ejerce sobre el coche, posición… sabiendo en cada momento como actuar en condiciones infavorables.

A fin de cuentas, esto podría dar lugar a un coche autónomo en el que la palabra aburrido no apareciese en el manual de instrucciones. Os dejamos con el vídeo.

 

 

Comentarios

comentarios