Poco se sabe realmente de los misterios que esconde el universo. Muchos de los grandes científicos y pensadores de la historia han pasado más de la mitad de su vida persiguiendo una fantástica y bella ecuación que explique el completo comportamiento del universo. En las últimas décadas los avances conseguidos en este campo han sido gigantescos, sobre todo después de Einstein y sus teorías de la relatividad general y relatividad especial.

Uno de los hallazgos que (al menos hasta el momento) explican ciertos comportamientos aparentemente anómalos del universo es la materia oscura. Para que esto no sea una clase de astrofísica iremos al grano: La idea de materia oscura nace principalmente al observar las velocidades orbitales de las galaxias en los cúmulos de estrellas. Los científicos se dieron cuenta de que había “algo” invisible que influía en dichas velocidades. Una vez se estableció dicho concepto en los libros de física se dieron cuenta de que también es partícipe de la evolución de las galaxias y de la formación de estructuras cósmicas (conjunto de galaxias, planetas y estrellas).

Otro dato a tener en cuenta es la diferencia con lo que se denomina energía oscura. Dicha energía es una forma de materia oscura presente en todo el universo, siendo la que tiende a acelerar su continua expansión. Es decir, la energía oscura es una fuerza gravitacional repulsiva.

Estructura actual del universo. Aunque parezca lo contrario, la materia tal cual la conocemos solo constituye un 5%.
Estructura actual del universo. Aunque parezca lo contrario, la materia tal cual la conocemos solo constituye un 5%.

“La materia oscura podría no ser tan oscura”

Richard Massey, físico e investigador de la universidad de Durham (Reino Unido), asegura según su estudio publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society que “Puede que la materia oscura no sea tan oscura como se pensaba”.

Lo que declaró Massey no es más que una metáfora del descubrimiento que estos investigadores realizaron. No quiere decir que la materia oscura brille, si no que han obtenido una clara evidencia sobre la interacción de dicha materia en el universo.

Gracias al telescopio espacial Hubble y al Very Large Telescope, se logró ver una colisión de nada mas y nada menos que 4 galaxias. Por supuesto, dicha colisión no tendrá efecto alguno sobre el planeta Tierra, ya que estas están situadas a más de 1.300 millones de años luz de la Tierra.

Al observar dicho acontecimiento, se dieron cuenta de que un grumo de materia detrás de las galaxias parecía inclinarse, aparentemente sin razón alguna. Pronto descubrieron la causa: Materia oscura que se quedo rezagada respecto a las galaxias y alguna fuerza misteriosa la empujaba. Pero, ¿Qué implica esto y que consecuencias tiene?

Evidencia implícita

Está claro que si no existiera la materia oscura, dicha misteriosa fuerza no hubiera podido acometer contra algo y todo hubiera seguido tal cual. Luego esto prueba la existencia de una materia invisible.

Según las actuales teorías, la hipotética materia oscura es químicamente inerte y ve al resto del universo a través de la gravedad. Es decir, que al igual que en los planetas y en el resto de materia existente en el universo, la gravedad es la única fuerza que hace que todo esto se mueva. Luego es lógico que hacía donde vaya un planeta o en este caso una galaxia se dirija también la materia oscura. Pero lo que observaron los investigadores es justamente lo contrario, las galaxias eran desplazadas por la gravedad y la materia oscura se rezagaba (por la evidencia de antes, pero no la pudieron observar como es lógico), siendo posteriormente inclinada por una misteriosa fuerza.

El trabajo actual, después de argumentar lo que vieron, es tratar de explicar y poner nombre a esa fuerza desconocida causante de la inclinación de la materia oscura en el choque de galaxias. Para esto se utilizará una simulación realizada por ordenador, ya que el evento duró el tiempo suficiente para que se pudieran tomar datos muy valiosos sobre el choque y sus circunstancias.

“La materia oscura deja de ser aburrida”

Massey explica que “si se llega a confirmar que realmente lo que se inclinó fue la materia oscura, esta necesita de otra partícula para hacerlo, de la misma forma que los electrones interactúan intercambiando un fotón”. Por lo que existirían, al menos, dos especies de materia oscura diferentes.

Esta conclusión sería decisiva en el desarrollo de esta teoría e implicaría el avance exponencial en este campo, ya que la materia oscura constituye un 27% del universo, un porcentaje nada despreciable si es del universo de lo que hablamos.

Comentarios

comentarios