Corren unos tiempos complicados, algunos los llaman tiempos difíciles y otros de cambio, el caso es que la mentalidad española está dando un giro a mejor y empezamos a olvidarnos del ladrillo. Si, ahora nos mola la tecnología, todos somos un poco Geeks y siempre tenemos esa vocecilla en la cabeza preguntándonos… ¿qué falta por inventar?.

Lejos de ser fácil revolucionar un mercado tan difícil como es el de la tecnología, la tendencia actual es mejorar el producto del año pasado, incluso el del mes pasado. Visto así, con pensar en algo que sea mínimamente distinto a lo que esté ofreciendo el mercado puedes destacar, como mínimo.

Esto es una realidad, empresas como BQ lo han demostrado. A pesar de vender smartphones y tablets como cualquier otra empresa” han sabido ofrecer una atención al cliente y un servicio técnico de diez a sus clientes, que han comprado sus móviles a un precio rompedor. No han revolucionado la tecnología del smartphone, pero han creado una fantástica imagen de marca y una nueva forma de disfrutar de la tecnología sin dejarte el sueldo.

bq-tecnologia-accesible

Después de esta vena emprendedora que nos ha salido hoy en BillionBytes, no hace falta decir que no es tan fácil como salir a la calle y decir; tengo “La Idea”. Hace falta saber en qué consiste tu idea, cuál es tu objetivo, plantearte cuánto quieres dedicarle y decidir el dinero necesario para sacarla adelante. Esto último es, por desgracia, casi lo más importante.

Cómo financiar mi proyecto

Como comentábamos al principio del post, es complicado dar con dar con algo que no se esté haciendo ya pero, ¿y si damos con ello? Si te entusiasma, adelante, eso es lo primero más importante. A día de hoy y teniendo las cosas claras no tenemos porqué tener problemas a la hora de sacar algo así adelante.

emprendedores-financiacion

Si lo que nos preocupa es el dinero, obviamente, hay mil maneras de conseguir financiación. Si que es cierto que los bancos ya no conceden créditos, así porque sí, pero quizá no sea la opción que más nos interese. ¿Realmente no se te ocurre ninguna manera? Actualmente podemos incluso olvidarnos de los bancos y pensar en serias alternativas como los mini-créditos o préstamos online, que se están convirtiendo en una nueva forma de financiación o incluso subir tu idea a una plataforma de crowdfunding donde dar a conocerla y que te ayuden a financiarla.

A día de hoy tenemos multitud de facilidades para financiar un proyecto, contamos incluso con ayudas del estado para emprendedores. Pero lo realmente importante es decidir si quieres financiar tú mismo tu propia idea o por lo contrario prefieres dar a conocer tu idea para que lo financien otros.

Visto todo solo nos queda dar con la idea perfecta, o sea que… ¡a pensar! Déjanos un comentario si tienes cualquier duda y te ayudaremos.

Comentarios

comentarios