Que los drones están de moda, ya lo sabemos todos. Que lo que empezó como una diversión ahora hay gente que está haciendo de ello su profesión, tampoco es un secreto. Que si quieres volar tu dron en poco tiempo deberás contar con permisos y titulos que te capaciten para ello, es algo que se está imponiendo, ya sabes que hay que sacar dinero de casi cualquier sitio. Lo que es novedoso es que los drones van ayudar a controlar el trabajo de los demás.

No te duermas que te ven

En EEUU, la tierra de las “oportunidades”, los profesionales del ladrillo ya no podrán buscarse una sombra y echarse una siesta en horas de trabajo. Todo ello por culpa de los drones que van a a ser utilizados con el fin de controlar la progresión de la obra. También ayudará a determinar cuáles son las causas de los retrasos o si existen fallos estructurales en el mismo momento de la realización de la obra.

En California los obreros que están ayudando a la construcción del nuevo estadio de los Sacramento Kings, han sido elegidos como conejillos de indias para probar la utilidad de los drones en las construcciones. La compañía ImageInFlight patrullan la obra tomando imágenes y grabando vídeo. Un software se encarga de analizar esos datos para revelar posibles retrasos o variaciones respecto al plan de construcción.

Estadio de los sacramentos drones

El creador del programa es Mani Golparvar-Fard, profesor en el departamento de ingeniería civil en la Universidad de Illinois. Cierto es que los drones aún no puede vigilar de forma individualizada a cada uno de los trabajadores aunque está previsto que así lo haga. No quiero imaginarme a los sindicatos cuando esta medida se haga realidad, aunque de momento han optado por guardar silencio, supongo que hasta que vean volar a los drones por encima de sus cabezas. Porque una cosa está clara, aunque se escuden en la posibilidad de que la vigilancia sea buena por motivos de seguridad, también se podrá valorar la productividad de cada uno de los empleados.

Con esta noticia me da la impresión que la era Skynet está cada vez más cerca.

FUENTE: Gizmodo

Comentarios

comentarios