A la hora de comprar una nueva pantalla para nuestro ordenador, encontramos varias posibilidades, desde un monitor a una smartTV que nos permita cambiar con un simple click del word a tu serie favorita. En este articulo veremos las diferencias, pero os adelantamos que si eres gamer, el monitor va a ser tu mejor elección.

Conceptos básicos

Las pantallas tienen varios conceptos clave que pueden entorpecer la experiencia de uso.

Input-Lag: es el tiempo que tarda el televisor en procesar la imagen que le llega por el cable (hdmi,VGA..) y mostrarla en nuestras pantallas. Las televisiones tienen incorporados filtros para mejorar las imágenes que pueden añadir más tiempo, es decir, en pantalla no verás las imágenes en riguroso directo. En películas o televisión no es importante, pero para juegos online este cambio puede suponer matar o que te maten. La mayoría de televisiones tiene un “modo pc” que elimina esos filtros, mejorando un poco este tiempo. En la mayoría de monitores ronda el milisegundo, y en las tv, dependerá de cada una, pero pueden llegar a 50ms. Os recomendamos que tenga como mucho 10ms.

Efecto ghost: En películas de acción o juegos con movimientos rápidos, podemos ver una sombra de la escena anterior. Eso se debe al tiempo que tiene cada píxel en cambiar de color, es decir, si en una misma zona de la pantalla, pasamos de color verde a rojo, podremos ver que no es rojo del todo, sino que durante unos instantes, se ve un poco de verde.  Este efecto depende principalmente de los Hz que tenga una pantalla, es decir, la cantidad de veces que puede cambiar de imagen por segundo. Para poder jugar a los últimos juegos shotter sin problemas, te recomendamos que busques un monitor con alrededor de 144Hz. (tu ordenador los debe poder correr a 144fps sin problemas)

Tasa de refresco: Como hemos comentado en varias ocasiones, es un factor decisivo a la hora de poder disfrutar tanto de películas como de juegos. Pongamos un ejemplo sencillo:

Si vemos un vídeo a 90FPS en un monitor a 90 hercios (HZ), cada segundo veremos 90 imágenes. Sin embargo, si vemos un vídeo a 60FPS en un monitor a 90HZ, cada segundo veremos solo 60 imágenes y cada una de ellos durará en pantalla el doble que en el caso anterior. La fluidez del movimiento será menor. Si vemos 180 FPS en una pantalla de 90Hz, el monitor necesita eliminar algunos fotogramas para mostrar solo 90.

Ángulo de visión:

Esto solo va a ser importante si usaremos la pantalla como televisión, y habrá varias personas viendo el contenido a la vez. A partir del ángulo indicado, se degradará la imagen del borde y la experiencia será peor.

Espacio de color:

gama de coloes
a la derecha sRGB y a la izquierda ADOBE RGB

Solo será importante si te vas a dedicar al diseño gráfico. Todos las pantallas soportan el esapcio de color RGB o sRGB, pero, esta gama de colores no representa todos los que existen. Si vas a necesitar ver una gama mucho más extensa, tendrás que buscar una pantalla que soporte la gama de color Adobe RGB.

Ratio de aspecto:

Cuando vayas a comparar pantallas, verás que los hay desde cuadrados a apaisados, pasando por varias medidas. Lo normal en las pantallas 1080p es 16:9.

ratio de aspecto

Las pantallas de cine son mucho mas apaisadas (2.39:1). Este ratio es bueno para ver películas, pero puede deformar los juegos o que se queden franjas negras en la pantalla.

 

Como elegir el tamaño

Una de las cosas más importantes para elegir tu pantalla perfecta es el tamaño, que dependerá del uso que le quieras dar. Para gamers, si vas a jugar a una distancia de medio metro, es mejor que no supere las 32″, puesto que el movimiento de girar la  cabeza para ver toda la pantalla nos puede hacer perder tiempo valioso. Si queremos disfrutar de contenido mutimedia desde una distancia mas lejana (o jugar con mando) el tamaño puede aumentar, pero teneis que estar atentos a la resolución.

Resolución

Un píxel es la unidad mínima de color, es decir, un punto en la imagen.La resolución de la pantalla es la cantidad de píxeles que habrá en ella. Si tenemos dos pantallas de 22″ y 42″, las dos con la misma resolución, veremos los píxeles más grandes en la segunda, puesto que para un mayor tamaño hay el mismo número de ellos.

resolucion

Hoy en día las televisiones pequeñas se suelen quedar en fullHD, mientras que los monitores suelen tener resoluciones más altas( los hay hasta de 4K).

A día de hoy es recomendable que la resolución sea por lo menos el estándar de alta definición de los Blu-Ray (1920 x 1080 píxeles). De ahí hacia arriba. Sin embargo, para pantallas de más de 21 pulgadas es mejor optar por resoluciones superiores a 1920 x 1080 que nos darán más nitidez, Pero primero hay que ver qué resolución soporta nuestra tarjeta gráfica, ya que si tiene más resolución de la soportada por la gráfica perderemos fluidez.

pantalla
Los gamer prefieren tener varias pantallas pequeñas fullHD que una sola más grande.

Para disfrutar nuestros juegos a más de 1080P, es recomendable contar con 2 GB de memoria GDDR5(GTX 750 TI o R7 370).

En cambio, si queremos jugar a 2K, tendremos que tener un mínimo de 3 GB de GDDR5 (GTX 960 o R9 380).

Si queremos poder ver nuestros juegos favoritos a 4K, tendremos que optar por  contar con 4 GB de GDDR5(GTX 980 Ti o Radeon Fury X).

A todo esto hay que sumarle que tienes que contar con un procesador suficientemente potente dependiendo del fin que le quieras dar a tu equipo.

¿Todas las pantallas son las mismas?

A la hora de mostrar los colores, las pantallas pueden usar diferentes tecnologías, cada una con sus virtudes y defectos. Repasaremos las más usuales:

Paneles NT: Son muy económicos, y son los más populares entre los gamer por su rápida respuesta y tasa de refresco (hz), pero son susceptibles a drásticos cambios de color al ser vistos en diferentes ángulos (depende de la calidad del panel). También son propensos a sufrir fugas de luz, perdiendo nitidez.

Paneles VA: Tienen negros muy puros, buna relación de contraste y colores mejores que el anterior, pero con poca tasa de de refresco, lo que puede producir el efecto ghost del que hablábamos al principio.

Paneles IPS: Son los más extendidos, y también los más usados en nuestros móviles. Consiguen colores muy vivos, mucha gama de color, pero siguen siendo inferiores en la cantidad de refrescos por segundo, pero van mejorando año a año.

Recomendaciones

Pantalla para gaming: Si lo que quereis es jugar a los últimos FPS sin tener ningún problema, te recomendamos un monitor NT de menos de 32″, con una resolución de 1080p y con una tasa de refresco similar a 144Hz y con un ratio 16:9. Recordad que cuanto más simple sea, menos problemas nos dará, y cuanta más resolucón tenga, más potente tendrá que ser nuestra tarjeta gráfica.

Pantalla para contenido multimedia:  Si lo que queremos es jugar ocasionalmente y ver muchas películas o series, busca que tengan mayor ratio, y un panel IPS, que nos dará mayor colorido. Recomendamos una smartTV, para poder disfrutar de los filtros mencionados antes para ver las películas con todo su esplendor, y recordad ajustar al “modo pc” cuando lo useis para jugar.

Con todo esto esperamos que os haya servido de ayuda para decidiros por una u otra opción. Y por supuesto, si tienes cualquier duda, dejádnosla en los comentarios! ;)

 

 

Comentarios

comentarios