Samsung, una de las mayores empresas de fabricación de semiconductores del mundo y que fabrica, entre otros, para Apple, se está encontrando con un gran problema: la alta tasa de incidencia de casos de cáncer que se está dando en sus plantas.

Al parecer, un grupo de presión denominado Sharps ha denunciado este hecho. Sharps es un grupo de activistas que representan a un colectivo de aproximadamente 200 trabajadores que han contraído cáncer tras trabajar en la compañía Samsung. Según informa Sharps, han muerto hasta la fecha unas 70 trabajadores han muerto debido a algún riesgo laboral que hasta ahora no ha trascendido.

Ante estas noticias Samsung ha decidido crear un fondo de 100 millones de Won, unos 78 millones de euros, cuyo objetivo es compensar a las personas enfermas, sus familias y a las familias de los fallecidos, así como investigar las causas y prevenir los riesgos para evitar más casos.

La exposición a radiación y sustancias químicas peligrosas ha sido denunciado en múltiples ocasiones por parte del colectivo de trabajadores de Samsung, éstos factores pueden hacer sido los desencadenantes de los diversos tipos de leucemia y linfoma que se han observado.

Samsung se disculpó públicamente en mayo de 2014 después de negar las evidencias durante años.

Fuente: Reuters.

Comentarios

comentarios