Puede parecer ciencia ficción, pero dos estudiantes de ingeniería de estados unidos a los que les queda un mes para graduarse en la universidad de George Mason han presentado un proyecto de investigación sicay interesante, un extintor que apaga fuegos con el sonido, sin espuma ni agua.

Este es el aspecto que tiene el nuevo extintor.

Hacía años que se investigaba como las bajas frecuencias de sonido podían desplazar el oxígeno que alimenta el fuego y está más que demostrada su eficacia en situaciones controladas en el laboratorio, lo que han hecho de especial Viet Tran y Seth Robertson es que son los primeros en ponerlo en práctica en un extintor portátil y comercializable.

El secreto es por tanto, que las ondas desplazan el oxígeno cuando se mueven por el espacio y resulta que las de frecuencias graves como las utilizadas en el hip hop son capaces de desplazar este oxígeno como pueden separarlo del objeto que se ‘está ardiendo y por tanto acabar con el incendio. Este será un dispositivo inprescindible en las cocinas del futuro que se utilizará para apagar pequeños incendios de estufas y similares.Viet Tran i Seth Robertson amb el seu extintor
Lo que han hecho básicamente es juntar un generador de audio, un amplificador de sonido y un colimador que les permite dirigir las ondas de sonido directamente hacia el foco del fuego. Este prototipo funcional cuando se dirige a un pequeño fuego lo apaga con nada más que el sonido.

Si bien todavía es sólo un prototipo, Tran y Robertson han solicitado una patente provisional.

Dron apaga-fos

Ya hay un parque de bomberos de los estados unidos que lo está probando, aunque los dos estudiantes tenían en la cabeza que fuera un extintor doméstico, no descartan poner el amplificador de sonido en un dron y acabar con las llamas desde el aire en un incendio forestal o en un edificio, pero donde estamos convencidos de que este nuevo extintor tendrá muy buena acogida será a las estaciones espaciales donde hasta ahora apagar un incendio era una misión imposible por la falta de gravedad.

Comentarios

comentarios