Es por todos conocidos nuestra debilidad por Elon Musk y su tufillo a supervillano. No nos cansamos de ver cómo intenta lo imposible con SpaceX y sus cohetes Falcon 9, cada vez que vemos un lanzamiento contenemos la respiración con la esperanza de que el lanzador aterrice sin percances en la barcaza robótica en el Atlántico. También somos muy fan de su empresa de coches eléctricos, Tesla, los más codiciados del mercado.

Interior del Tesla Model X, un lugar completamente seguro

Esta vez, el señor Musk ha presentado el Modelo X, lo mejor que ha salido de la planta de montaje de Tesla, y nos hemos fijado en uno de sus múltiples detalles, una minucia que marca la diferencia y que hace que millones de frikis suspiren por tener uno: un filtro antipartículas que es capaz de hacerlo resistente a un ataque con armas biológicas. Se trata de uno de los múltiples botones de configuración de la pantalla táctil que preside la consola central del coche y que permite activar el “modo de defensa de ataque biológico”.

Ajuste: Modo de defensa ante un ataque biológico…

“!Es un botón real!” gritó Elon Musk cuando detecto la incredulidad en el público que asistió a la presentación y que se debatía entre reír o aplaudir. El coche es capaz de conseguir niveles de limpieza del aire similares “a los del aire de una habitación de hospital”. Continuando con el ambiente de incredulidad generalizado, continuó: “Este botón vendrá muy bien si hay un escenario apocalíptico de algún tipo”, entre carcajadas.

En un escenario de ataque biológico un filtro que es 10 veces más grande que un filtro anti-polen de un coche normal puede llegar a ser de muchísima utilidad. Tesla dice que este filtro es 300 veces más eficaz filtrando bacterias que los filtros instalados en los coches normales, así cómo 500 veces superior filtrando alérgenos, 700 veces superior filtrando la contaminación ambiental y 800 veces mejor filtrando virus.

tesla-model-x

Musk continuó diciendo que “estamos tratando de ser líderes en la defensa en escenarios apocalípticos”. ¿Que más se puede pedir de un coche futurista, semi autónomo, completamente eléctrico, más rápido que un Porsche y que es capaz de resistir un ataque biológico?

Fuente: The Verge.

 

Comentarios

comentarios