Parece un título engañoso y oportunista, pero no. Tras el fatídico suceso ocurrido el pasado viernes en Francia, empiezan a llegar anécdotas, vídeos y testimonios  de los supervivientes a las explosiones.

En este caso se trata de un joven que sobrevivió a una de ellas que se dio junto al Estade de France pudiéndolo contar con tan solo unas heridas leves. ¿Y qué le salvó? Curiosa e inimaginablemente su smartphone.

Este absorbió el golpe que, como declara en el vídeo que os dejamos debajo, “Le habría reventado la cabeza”. 

 

 

Fuente: BBC

Comentarios

comentarios