Elon Musk, del que hemos hablado largo y tendido en BillionBytes, ha dado una vez más la campanada con una de esas ideas que en tu cabeza suenan muy bien, pero que en cuanto las dices en voz alta, ya no suenan tan bien. Esta vez ha elegido un tema bastante trillado y polémico, la terraformación de Marte en el que nuestro supervillano favorito tiene unas ideas un tanto innovadoras ya que plantea acelerar el proceso usando armas termonucleares.

En el programa The Late Show de Stephen Colbert del 9 de septiembre, en una entrevista personal, Elon Mosk expuso su idea de terraformar Marte en un tiempo récord, en tan sólo dos años, considerando a este asunto “el desafío de la humanidad del siglo XXI”. Elon se refiere a Marte como una casa que necesita reparaciones y tiene una propuesta realmente innovadora y brutal: lanzar dos armas termonucleares en Marte, una en cada polo del planeta, donde se acumula una enorme cantidad de CO2 congelado. Estas detonaciones liberarían todo este CO2 congelado a la atmósfera, aportando densidad a la atmósfera (no olvidemos que la atmósfera de Marte tiene tan sólo la décima parte de la densidad de la atmósfera de la Tierra) y gases de efecto invernadero que calentarían el planeta.

Tal fué la sorpresa del entrevistador, Stephen Colbert, que entre risas le acusó de ser un supervillano, argumentando entre carcajadas que un multimillonario que tiene una empresa de cohetes que quiere lanzar en Marte bombas atómicas es algo que haría el mismísimo Lex Luthor.

En fin, la terraformación es un tema que se he tratado primero en la ficción, alcanzando su máximo exponente con el autor Kim Stanley Robinson con su trilogía sobre la terraformación de Marte (Marte Rojo -1992-, Marte Verde -1993-, Marte Azul -1996-) y posteriormente por la astrofísica, de manos de Carl Sagan, que fue el primero en aportar un plan serio en 1963 al proponer terraformar Venus con algas marinas. La ocurrencia de Elon Musk, puede que sea una idea alocada, o tal vez no, el tiempo lo dirá.

 

Comentarios

comentarios