Apple no para de diversificar su macro imperio electrónico e informático. Desde que comenzasen construyendo el primer ordenador en un garaje, según cuenta la leyenda, no han parado de crecer, revolucionado el mundo de la música con los Ipods e Itunes. De ahí, los amigos de Cupertino pasaron a fabricar los smartphones más conocidos y reconocidos a nivel mundial, los Iphones. Las últimos productos en los que están trabajando,  según rumores, son el iCar Apple Car, el coche autónomo y eléctrico de Apple. Ahora, además, se suma la Energía limpia de Apple.

Fotografía Apple Store

Energía limpia de Apple en Estados Unidos, este es el último terreno donde se van a meter. Hace tiempo Apple emitió un dictado donde comunicaba que iba a construir una planta de energía solar con la que se auto abastecería de electricidad. Esta noticia llegaba en 2015, por lo que la planta empezaría a funcionar a finales de ese año o en 2016. Algo se cocía en la cabeza de Tim Cook.

Según algunas fuentes, Apple invirtió cerca de 850 millones de dólares para ayudar a construir la central de energía solar en California junto al fabricante de paneles solares First Solar. Esta planta debería dar energía limpia de Apple a cerca de 60.000 viviendas además de sus propias oficinas en Cupertino ¿Casualidad? Yo creo que no.

 

Planta de energía solar donde se podría producir la energía limpia de Apple

 

¿Y que nos hace dudar de que sea una casualidad? La recientes afirmaciones desde Apple, que en EE.UU ha registrado el nombre de una empresa subsidiaria, Apple Energy, con la que pretende vender energía solar. Con vender energía solar nos referimos a la electricidad producida por los paneles solares antes mencionados.

La empresa de Cupertino además ha pedido permiso a las autoridades de los Estados Unidos de América, FERC -Federal Energy Regulatory Commision- para poder vender la electricidad generada en exceso. Apple a través de las plantas solares de Cupertino y Nevada ya genera el 93 % de la energía que consume la empresa a nivel global. Aunque también es cierto que Apple necesita tener conexión con la red eléctrica tradicional, para mantener los data centers cuando hubiera condiciones lumínicas adversas o de noche.

 

Bombilla modelo de energía limpia

 

Con esto, Apple, le ha planteado al órgano regulador FERC  que se le otorgue un permiso un tanto especial, pues la empresa de electrónica estaría pensando en vender su electricidad sobrante directamente a los usuarios que la contratasen, saltándose así el paso de vendérsela a las grandes eléctricas del país. Apple alega que de otra manera ellos no podrían controlar el precio de la electricidad en el mercado estadounidense.

Este movimiento estratégico puede ser uno de los pasos previos al lanzamiento o comunicado público de uno de los rumores más sonados sobre Apple, el Apple Car, pues estaría allanando el terreno para crear a posteriori plantas de recarga para su futuro coche, con la intención de obtener una mayor adopción del producto por parte de la sociedad. Con esta estrategia se asegurarían el monopolio de recargas de su futuro coches, pues seguramente tengan un puerto de carga único al igual que los móviles o los portátiles.

 

Comentarios

comentarios