Alemania, Francia e Italia han puesto las bases para la creación de un programa de drones multipropósito con la intención de eliminar la dependencia de los países europeos de los programas de drones norteamericanos e israelíes, las dos grandes potencias mundiales en este campo. España y Polonia han mostrado su interés en participar en este proyecto, aunque no han participado en la elaboración y firma este importante tratado que se ratificó ayer.

El acuerdo firmado pretende poner las bases para el desarrollo de un dron tipo MALE (-Medium Altitude Long Endurance- de media altitud y gran resistencia) que pueda volar a 9.000 metros y mantenerse en el aire 24 horas e implica a las mayores empresas armamentísticas del continente: Airbus, Dassault y Alenia Aermacchi.

Se espera que este programa esté operativo en 2025, y se pretende que tenga importantes aplicaciones tanto civiles como militares tales como la vigilancia de fronteras o el control de incendios forestales aunque también se contempla un uso militar, portando armas.

Fuente: Reuters.

Comentarios

comentarios