A finales de este año los europeos, gracias a Galileo, seremos un poco menos dependientes de EEUU y Rusia. En esas fechas entrará parcialmente en funcionamiento el sistema de geoposicionamiento europeo, gratuito y de carácter civil, con lo que nuestros dispositivos electrónicos que estén capacitados, como el BQ Aquaris X5 plus que ya hemos probado, podrán determinar nuestra posición en el mapa de una manera más eficiente y eficaz.

Antes de entrar a ver su funcionamiento, veamos qúe es el sistema Galileo.

Galileo pretende ser el rival más fuerte del GPS (EEUU) y GLONASS (Rusia). Estos sistemas determinan la posición a través de las señales que emiten sus 24 satélites ubicados en una órbita media de alrededor de 20,000 Km. Creados con fines militares tienen una serie de desventajas como por ejemplo que no se garantiza la fiabilidad de cobertura o que es incierta en altas latitudes del norte de Europa, pero sobre todo y aunque se utilizan con fines civiles, a los usuarios no se les informa inmediatamente de los errores que ocurren en el sistema.

Por todo ello la Unión Europea decidió crear un sistema diseñado para usos civiles, gratuito e independiente de GPS y GLONASS, pero totalmente compatible y operable con ellos. Es decir, un receptor Galileo podrá explotar simultáneamente las señales recibidas de los satélites Galileo, GPS y GLONASS.

Pero. ¿Cómo funciona y en qué me afecta a mi como usuario?

El sistema Galileo estará formado por 30 satélites a 23.616 km de altitud. Aunque a finales de este año sólo estarán operativos 14. Una de las características mas especiales del sistema es que existen satélites de reserva activos, capaz de reemplazar a cualquier satélite principal que falle.
satelite-galileo
El intercambio de datos desde la tierra con el sistema, se hará gracias a una red mundial de estaciones Galileo que controlarán la calidad de la señal bajo la atenta mirada de los dos centros de control, ubicados en Europa, que vigilarán la constelación y la sincronización de los cronómetros atómicos del satélite.
Por todo ello Galileo será un sistema más fiable que el GPS o GLONASS con una capacidad de localización más precisa que éstos y sin arriesgarnos a que los americanos muevan a su antojo los satélites debido a cualquier guerra en la que se impliquen. Además en 2004 entró en funcionamiento el sistema EGNOSS, un sistema de apoyo al Galileo para mejorar la precisión de las localizaciones.
Por lo que a mi como usuario final, se me garantizará que siempre recibo datos de integridad a través de dos satélites con un ángulo mínimo de elevación de 25º. Así que, si decido comprar el nuevo BQ Aquarius X5 Plus y cuando el sistema Galileo esté operativo 100%, disfrutaré de una mejor precisión de geoposicionamiento en mi móvil con lo que no se me escapará ningún Pokémon ;) Pero si te da igual guiarte con el móvil piensa que también informará en segundos en caso del fallo de un satélite, por lo que será crucial en aplicaciones ferroviarias, industria del automóvil o el control del tráfico aéreo.

 

 

Comentarios

comentarios