Todos recordamos esos aparatitos que hace unos cinco años teníamos todos, nos permitían ir del punto A al punto B sin perdernos demasiado. Los GPS se vendían como churros, y en muchos coches veíamos el círculo de la ventosa en la luna del coche. ¿Pero qué ha pasado con ellos?

Hoy en día en las grandes superficies ya no se ven tantos modelos de GPS tradicionales como hace unos años. En los expositores de esta sección se ven más manos-libres que GPS. Y quizás nos preguntemos qué ha pasado con las marcas, quién es el causante de esta extinción de la que se augura sea dentro de unos 4 años.

Navegador Garming
Navegador Garming

De esta crisis la culpa la tienen los smartphones que han integrado de una manera casi perfecta e incluso mejorado las funciones que antes tenían y aun tienen los GPS tradicionales.

Los smartphone cuentan con la gran ventaja de poder instalar apps con mapas mundiales que en muchos casos suelen ser freemium, es gratis descargar la app pero descargar ciertos mapas, por ejemplo, lleva un coste adicional. Esto supuso un duro golpe a las empresas que se dedicaban a fabricar los aparatos de navegación y darles soporte con mapas. Garmin o TomTom, entre otras, vendían y venden GPS tradicionales con la única función de guiar al conductor y de avisar en algunos casos de los radares fijos.

Otro duro golpe a los GPS tradicionales es que los fabricantes de coches están ya integrando estos servicios de serie en sus modelos, como CarPlay de Apple, por lo que la adquisición de estos aparatos pegados al cristal pierden su función. La venta de GPS han caído un más de un 30% desde 2009.

Mucha de la culpa la ha tenido Google Maps, por ejemplo, pero otros de los factores que están haciendo agonizar a estos gadgets es también la tendencia del ser humano a economizar todo esfuerzo, así con la llegada de los smartphones hemos podido ahorrar espacio en nuestro escritorio o nuestros bolsillos, quitando de en medio un aparatos como este que a poco pierde la necesidad de guardarlo en la guantera del coche.

Ahora veamos ventajas y desventajas de ambos

Empecemos por el GPS tradicional. Con la caída de las ventas, la empresas han decidido rebajar el precio de estos aparatos de manera sustancial, lo que convierte su precio en el mayor atractivo, algunas veces más barata que el que incluyen los fabricantes de coches. Otra de las ventajas de estos ”dinosaurios” es que no suelen perder la cobertura si entras en túnel o viajas por zonas rurales y no necesitan de datos móviles para funcionar. Pero esto también se puede convertir en la mayor desventaja, ya que no disponen de información en tiempo real del trafico por ejemplo y por otro lado tampoco podemos actualizar los mapas cada poco, pues depende de la empresa.

Frente a los GPS tradicionales encontramos las Apps de navegación como Google Maps, Waze, Navigator o incluso empresas que venden GPS han hecho app con compras integradas, como TomTom. La principal ventaja de las apps es que muchas son gratuitas, aunque luego, una vez descargadas, tendremos que aflojar dinero para poder usar todas las funciones que nos ofrece el servicio.

App de la marca Tomtom
App de la marca Tomtom
App de la marca Tomtom
App de la marca Tomtom

Además la conexión constante de internet, en caso de tenerla contratada con un operador, permite que los mapas estén actualizados al instante por la gran comunidad que da soporte a las apps, además de ofrecernos datos como atascos, radares fijos, o accidentes. Como podéis comprobar no tienen mucho con lo que luchar el GPS tradicional.

 

Y ahora, ¿qué pasa con los GPS?

En la actualidad, tanto Garmin como TomTom están reorientando sus negocios hacia otras vías más específicas. Por ejemplo estas empresas están dando soporte a los GPS integrados en los coches. Otro camino a seguir es hacer sistemas específicos para actividades donde el móvil no es muy funcional o no hay demasiada cobertura. Ejemplos de estos caso son el TomTom VIO, un GPS diseñado específicamente para llevarlo en un Scooter. Este GPS tira de un diseño para atraer a los compradores. Es un gadget coloridos y moderno con forma circular. Además se conecta al smartphone con Bluetooth. Como vemos necesita de la app para realizar re-cálculos o conocer la situación del tráfico.

TomTom Vio
TomTom Vio.
TomTom Vio
TomTom Vio azul.

Otra versión de lo que son GPS específicos es el que ha realizado la empresa estadounidense Garmin. Un terminal para los más aventureros, Garmin Camper 760LMt-D, pensado para las caravanas y las auto-caravanas, ya que viene cargado con un mapa con mas de 9000 puntos de camping por Europa. También están poniéndose las pilas con las actualizaciones de los mapas, empezando por ser gratuitas de por vida en el caso de Garmin, pero siempre cada pocos meses, no en el momento como las apps. También los GPS tradicionales están intentando ser más fiables con nuevos sistemas de posicionamiento continentales como el Sistema Galileo europeo. Por último, estas empresas también se han pasado a la moda de los werables, realizando relojes con funciones de GPS y apps para corredores o ciclistas.

Relojes Garmin para deportistas
Relojes Garmin para deportistas

Ahora solo os queda elegir que es lo que mejor se adapta a vosotros. y si no os convence ninguno de ellos siempre podéis usar el GPS antediluviano, es decir, preguntar a los lugareños por dónde queda el destino. ; )

Comentarios

comentarios