El espionaje es uno de los mayores riesgos que corre cualquier empresa hoy en día. La tecnología es el mercado que mas dinero da, por lo que muchas empresas dedicadas a este sector harían cualquier cosa para conseguir el último avance tecnológico. Hackear hardware o software está  la orden del día pero siempre habrá algunos que economicen y simplemente filtren tecnología trabajando un tiempo para aquellas empresas a las que robar.

Este último caso se ha dado EEUU recientemente. Seis ingenieros chinos han sido detenidos y acusados de espionaje económico e  industrial a empresas estadounidenses que contaban con una tecnología propia. Entre los detenidos destacan dos doctorados en ingenieria electrica.

Wei Pang y Hao Zhang, los dos principales acusados, preparaban sus doctorados en una universidad del sur de California. Al terminar en 2005 sus estudios y gracias a sus brillantes expedientes, fueron contratados como ingenieros. Pang aceptó un empleo como ingeniero en Avago Technologies en Colorado y Zhang en la empresa Skyworks Solutions Inc.

Según la acusación estadounidense, los secretos comerciales robados de los que se les acusa pertenecen a las empresas para las que trabajaban.

FBAR (tecnología desarrollada por Avago y Skyworks) es un tipo específico de filtro de radiofrecuencia. Se usa para filtrar señales inalámbricas entrantes y salientes en un dispositivo, por lo que el sistema del dispositivo únicamente recibe las comunicaciones destinadas a él. Fue la tecnología mas importante que robaron, ya que sus usos van desde tabletas o teléfonos hasta comunicaciones militares.

Poco después de comenzar su carrera laboral como ingenieros, Pang, Zhang y los demás implicados vieron un gran negocio en lo que hacían y propusieron una serie de acuerdos a algunas universidades chinas para la fabricación de tecnología FBAR.

La universidad de Tianjin aceptó crear una planta de fabricación de filtros FBAR. En 2009, Pang y Zhang renunciaron a la vez a sus trabajos en EEUU y aceptaron puestos de profesores en la universidad de Tianjin. Paralelamente, se fundó la empresa ROFS Microsystems con la idea de fabricar tecnología FBAR.

Antes de que su sueño se hiciera realidad, Zhang fue detenido al entrar a EEUU. En total, se les acusa de 32 cargos. Se espera que el juicio se celebre pronto, aunque las empresas creadoras de la tecnología FBAR pueden estar tranquilas ya que ROFS Microsystems nunca llegó a la fabricación de esta tecnología estadounidense.

Comentarios

comentarios

Estudiante de ingeniería de tecnologías y servicios de telecomunicación. Me encanta todo lo relacionado con los smartphones y las nuevas tecnologías, particularmente la seguridad telemática. En mis ratos libres suelo escribir noticias digitales para que otros las disfruten.