El juez Marcel Montalvão ha ordenado el bloqueo de la famosa aplicación de mensajería en Brasil por un periodo de 72 horas. Se trata de un dictamen que obliga a las principales compañías del país (Tim, Vivo, Claro, Nextel y Oi) a interrumpir el servicio de mensajería a partir de las 14:00 (hora local). De no hacerlo, se enfrentarían a una multa que sobrepasaría los 100.000 dólares por día de infracción.

No se trata de un hecho aislado en este país, ya que en diciembre del pasado año sufrió un bloqueo de 48 horas, también debido a una decisión judicial, aunque no llegó a cumplimentarse en su totalidad.

¿El motivo? Al parecer, los responsables de la aplicación se niegan a desvelar mensajes que intercambiaron supuestos implicados en investigaciones policiales, debido a su política de privacidad, el mismo motivo que provocó la orden de bloqueo en diciembre de 2015. Por otra parte, Montalvão es el mismo juez que en marzo ordenó la detención de Diego Dzodan, vicepresidente de Facebook en América Latina, siendo acusado de falta de colaboración con la Policía Federal brasileña; de nuevo la negativa de revelar datos de una conversación privada.

Siempre hay un beneficiado en este tipo de conflictos; Telegram ha anunciado en su cuenta de Twitter que en Brasil los usuarios están aumentando a un ritmo de 100 nuevas cuentas por segundo, con sobrecarga incluida.

Comentarios

comentarios