La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha dado luz verde a la compra de Canal+ por parte de Telefónica, al adquirir esta última el 56% de C+ por la friolera de 725 millones de euros. Telefónica se ha gastado para adquirir el 100% de C+ un total de 1.020 millones de euros. Esto significa que Telefónica se convierte en el mayor proveedor de contenido televisivo de nuestro país.

Las protestas de la competencia no se han hecho esperar, Vodafone y Orange han dicho que ahora telefónica está en una “posición dominante” en el mercado y que “creará barreras infranqueables” para la entrada de otros operadores al mercado de la televisión.

Esta compra no es del todo favorable a Telefónica ya que en la CNMC ha puesto una serie de condiciones. Una de estas condiciones es que Movistar TV tendrá que abrir el 50% de sus canales premium a sus rivales con lo que tendrá que compartir el contenido exclusivo lo que incluye canales deportivos (con sus correspondientes derechos de fútbol y motos) así como de otros contenidos televisivos; habrá que esperar a ver los movimientos que realiza telefónica a este respecto. La CNMC controlará lo que Telefónica cobrará a sus rivales por estos contenidos.

¿Que se lleva Telefónica de este acuerdo? Una gran cantidad de contenido deportivo, especialmente fútbol nacional y de ligas extranjeras, golf, tenis, rugby… también ha comprado toda la carga televisiva que Canal+ ha ido acumulando a lo largo de estos años. Que lleva por ejemplo series tan modernas como Juego de Tronos, House Of Cards u Orange is the new Black.

Aparte de todo esto, no olvidemos que César Alierta, el presidente de Telefónica, ha prometido hacer llegar la fibra a todos los lugares posibles de la geografía española además de triplicar la velocidad de la banda ancha con un coste prácticamente nulo para el cliente. Parece que el empuje de Telefónica es imparable.

Fuente: Xataka.

Comentarios

comentarios