Los habitantes de la India, uno de los países más conservadores y mas habitados del planeta, han visto este fin de semana cómo su gobierno ha bloqueado el acceso de sus ciudadanos a 857 páginas pornográficas.

El gobierno de la India alega que esto se hace porque este tipo de contenidos son “contrarios a la moral y la decencia”, tal y como reza el título del decreto de 17 páginas emitido por el Ministerio de Telecomunicaciones y que ha suscitado un amplio debate en el país, máxime cuando una medida de este tipo ya fue juzgada y declarada ilegal por el Tribunal Supremo, que determinó que el estado no es quien para inmiscuirse en el ámbito privado ya que “las personas deben tener la libertad de elegir acceder a este tipo de páginas en el ámbito privado.”

Aún con el Tribunal Supremo en contra, el gobierno de la India decidió de forma autoritaria, mediante un comunicado del Ministerio del Interior a los proveedores de internet del país, suspender el acceso a las páginas recogidas en el decreto.

En twitter la protesta no se hizo esperar y bajo el hashtag #pornban las críticas arreciaron contra el gobierno indio, que se excusó indicando que estos contenidos puede convertirse en “un estorbo social”.

Desde la red, un famoso escritor indio, llamado Chetan Bhagat, escribía: “La prohibición es contraria a la libertad, poco práctica e irrealizable. Tampoco muy inteligente políticamente. No dirijamos el ámbito privado de la gente“.

La India, que posee el mayor número de internautas del mundo después de China, es una gran consumidora de pornografía en internet, siendo el quinto país en el ránking de consumo mundial de pornografía según PornHub.

Comentarios

comentarios