WhatsApp o Telegram, las aplicaciones por excelencia de mensajería, al menos en España. Quién no tiene alguna de estas dos aplicaciones instaladas en su teléfono móvil o incluso en su ordenador. Quién no está en un grupo de WhatsApp o Telegram y cuantas veces hemos deseado no estar. Que sean las aplicaciones más extendidas no significan que sean las más seguras. Atentos porque a lo mejor cambiáis vuestra forma de interactuar con ellas.

La idea es monitorizar algunos parámetros que siempren están presentes.

Esos suelen ser “Foto de Perfil”, “Última Conexión” y “Mensaje de estado”. Los tres existen en WhatsApp. Lo que debe quedar claro es que no se puede acceder a la información de los mensajes, es decir, el contenido de las conversaciones no se hará público. Sin embargo se puede llegar a generar un estudio temporal del uso de WhatsApp y su usuario así como de las fotos de perfil y mensajes de estado, que por cierto, éste último no se puede dejar en blanco.

Con la opción de “Última Conexión” se pueden crear líneas temporales de como un usuario utiliza las aplicaciones de mensajería. da igual que desde su terminal móvil o la Web haya desactivado la opción de mostrar “última vez en línea”. En el caso de Whatsapp existe una herramienta de no muy difícil uso que puede conseguir monitorizar la actividad de la aplicación y crear esa línea temporal. Se llama WhatsSpy-Public evitando que los mecanismos de seguridad de WhatsApp anule la cuenta porque se basa en una cuenta personal no automatizada, que son las que anula el programa.

WhatsSpy-Public linea temporal

Pero es que en el caso de Telegram sucede algo parecido. Chema Alonso demostró que, abusando de la app oficial de consola mediante una automatización hecha con Python, creóuna prueba de concepto, que muestra, en todo momento, a qué horas está en línea o no un usuario de Telegram.

Telegram linea temporal de conexion

La popularidad de Telegram saltó debido a los problemas de seguridad de WhatsApp. Con sus mensajes cifrados y que se podían auto destruir. Bien, tampoco es oro todo lo que reluce. Esos mensajes que se autodestruyen pueden ser recuperados. Existen herramientas que modifican la aplicación con el fin de recuperar cualquier mensaje que haya sido borrado.

Puede que todo este tema te suene a ciencia ficción y que nadie de tu entorno vaya a espiar tu WhatsApp o Telegram porque es algo al parecer muy complicado. Nada más alejado de la realidad. Se pueden encontrar tutoriales de cómo hacerlo y se puede hacer. Lo importante es conocer las aplicaciones que estamos utilizando en nuestro teléfono móvil y con ello actuar en consecuencia para no llevarnos sorpresas desagradables.

WhatsApp o Telegram

FUENTE: Un informático en el lado del Mal.

Comentarios

comentarios