Hace poco vimos en vídeo como la prensa hidráulica destruía un indestructible Nokia 3310. Hasta ahora nada se le había resistido como ha hecho este imán de neodimio que intenta aplastar en el vídeo.

Ni el Nokia 3310, ni un diamante en bruto, entre otros objetos, aguantaron la brutal fuerza que aplican este tipo de prensas, pero ya les ha salido un rival. Después de esto, ¿seguirán revoloteando Internet como lo han hecho hasta ahora?

Lo más curioso no es que pueda o no aplastar este tipo de materiales, sino que hayan generado esta atención mediática este tipo de vídeos donde una prensa hidráulica aplasta cosas. ¿A vosotros qué os parece?

Comentarios

comentarios