Microsoft ha decidido que las actualizaciones que se realicen a los terminales con Windows 10 Mobile llegarán por parte de la empresa y no por las operadoras.

Problemas con las actualizaciones

Las actualizaciones representan siempre un gran problema para los usuarios que tienen Windows Phone. El motivo no siempre es porque salen defectuosas ni llenas de errores y bugs, el problema es que las actualizaciones no se hacen directo sino que Microsoft las entrega a los proveedores de telefonía y son ellos los que actualizan los equipos.

Esto representa una demora en las actualizaciones porque hay veces que puede tardar varios meses más de lo que se estaba pensado. Además de que puede pasar que ciertos smartphones de una compañía ya se hayan actualizado pero los mismos pero de otra compañía aún no lo hagan.

Microsoft actualizará los dispositivos

Para evitar este tipo de problemas y otros que surgen con las actualizaciones, Microsoft ha decidido que la misma empresa será la que actualice los dispositivos con Windows 10 Mobile dejando a un lado a las operadoras. La decisión se puede asemejar a lo que hace Apple que también actualiza sus dispositivos por su cuenta.

Sin embargo, Microsoft no tomó esta decisión por las actualizaciones tardías o por actualizaciones en diferente tiempo; la empresa decidió tomar el control de estas por motivos de seguridad. En un anuncio publicado en la página de Microsoft, Terry Myerson nos dice que todas las actualizaciones de Windows 10 se harán por cuenta de Microsoft, incluyendo Windows 10 Mobile por cuestiones más que nada de seguridad.

windows 10 img1

Operadoras

Con estas decisiones, Microsoft parece que dejará fuera a las operadoras aunque también tiene planes para ellos. Microsoft pediría apoyo a éstas para integrarlas en el programa Windows Insider que da la oportunidad de probar nuevas funciones antes de que salgan al público. También Microsoft dejaría que los proveedores de telefonía decidan cuando actualizar los smartphones con Windows Phone a Windows 10 Mobile, la cual se perfila a ser la última actualización a cargo de las operadoras.

Todo esto nos indica que Microsoft actualizará terminales sin ayuda de las operadoras y el problema de retraso en las actualizaciones parece que quedaría resuelto. Todos los dispositivos obtendrían constantes actualizaciones y las recibirían al mismo tiempo. El único problema que quedaría pendiente sería la actualización de Windows Phone a Windows 10 Mobile que seguiría a cargo de las operadoras y no extrañaría un posible retraso de la actualización al nuevo sistema operativo.

¿Qué opinan de la decisión de Microsoft de actualizar los dispositivos sin tener que recurrir a las operadoras?

Comentarios

comentarios