Los nuevos planes de Microsoft se basan, principalmente, en atraer al mayor número de usuarios y que su nuevo sistema operativo quede instalado en todos los ordenadores posibles. Aunque haya recibido numerosas críticas de la comunidad por los errores que aún tiene Windows 10, Microsoft no se da por vencido y sigue empeñado en que este SO predomine en el mercado.

En esta ocasión, los chicos de Redmond no han dudado ni un solo instante en saltarse la opinión de los usuarios y descargar el sistema operativo Windows 10 en todos los ordenadores con versiones anteriores. No han dado ninguna opción a aquellos que tenían las actualizaciones automáticas activadas, ya que la descarga de este SO se está produciendo sin advertir ni lo más mínimo al usuario.

Este plan secreto de Microsoft ha sido descubierto por The Inquirer gracias a una queja de uno de sus lectores. Investigando la incidencia, se dieron cuenta de que había una carpeta oculta con el nombre  “$Windows.~BT”.  El tamaño aproximado de esta carpeta está entre los 4 y 6 GB de espacio, algo que puede ocasionar muchos problemas a usuarios que no tengan en cuenta estos archivos.

En EEUU ya ha habido una gran oleada de críticas hacia Microsoft, ya que muchos usuarios han superado (sin que ellos hayan tenido opción a elegir) el máximo de transferencia mensual. Puede resultar un poco extraño tratándose de ADSL o Fibra óptica, pero en EEUU se ofertan muchas tarifas con un máximo de datos a transferir.

Microsoft lo admite

Como si de algo normal se tratara, la multinacional estadounidense ha reconocido que no es más que una medida por si algún usuario quiere la actualización. Sin lugar a dudas, el ansia por querer abarcar el mayor numero de PC del mercado se les ha ido de las manos.

“Para usuarios que hayan decidido recibir actualizaciones automáticas a través de Windows Update, ayudamos a que los dispositivos que son actualizables estén preparados para Windows 10 descargando los archivos necesarios que necesitarán por si deciden actualizar. Cuando la actualización esté lista, al usuario se le mostrará la opción de instalar Windows 10 en el dispositivo”.

No ha habido ningún tipo de selección a la hora de descargar sin autorización el SO Windows 10, ya que ha sido descargado incluso en equipos que no pueden admitir la actualización por razones de obsolescencia o por hardware desfasado. Resumiendo, Microsoft ha hecho un pequeño gran truco para que la instalación de Windows 10 sea inmediata en caso de decidirnos un poco más tarde  de que queremos actualizar.

¿Qué os parece lo que ha hecho Microsoft? ¿Os molesta que haya descargado contenido en vuestros ordenadores sin autorización previa? Esperamos vuestras respuestas y opiniones.

Comentarios

comentarios