Una importante empresa de ciberseguridad israelí ha encontrado un nuevo fallo de seguridad en el núcleo de Linux, sistema operativo en el que está basado Android. Este importante agujero de seguridad afecta a dos de cada tres terminales Android y, en caso de que un usuario sea atacado a través de este agujero de seguridad por un cibercriminal, podría perder por completo el control del smartphone.

Los dispositivos Android no son los únicos que cuentan con este grave fallo, ya que los millones de ordenadores y servidores que funcionan con este núcleo también hay que añadirlos a la gran lista de afectados. Aunque se ha detectado recientemente, este fallo lleva conviviendo con el kernel de Linux al menos dos años.

Un atacante podría aprovecharse de este agujero en la seguridad del núcleo de Linux para conseguir ser root del terminal, ya sea a través de aplicaciones maliciosas o algún tipo de malware que se pueda introducir al smartphone. Aunque al menos el 66% de los teléfonos Android tengan este agujero de seguridad aún sin parchear, Google no tardará en hacer llegar a todos sus usuarios una actualización urgente para este fallo.

¿Cómo compruebo si mi teléfono Android está afectado?

Es muy sencillo saber si tu terminal está dentro de ese 66% de dispositivos afectados. Solamente tienes que ir a Ajustes – Acerca del dispositivo- Versión del Kernel. Si tu teléfono no tiene la variable CONFIG_KEYS activada, significa que estás fuera de peligro y te puedes quedar tranquilo. En caso contrario, es muy difícil que acabes siendo víctima de un ataque de este tipo. Son muchos los factores que tienen que coincidir para que un posible cibercriminal acceda como root a tu terminal.

Aún así, todos los smartphones con Android 5.0 o superior quedan excluidos de la lista de dispositivos afectados. También lo hacen (como ya es costumbre en los casos de fallos de seguridad) toda la familia de dispositivos Nexus y aquellos terminales con una versión del kernel superior a la 3.8.

Comentarios

comentarios