En septiembre Volkswagen admitió que trucó el software de 11 millones de vehículos diésel para que los test de contaminación fuesen aprobados. Ahora, casi un par de meses después, vuelven a saltar las alarmas. Esta vez afecta a los vehículos de gasolina.

En Volkswagen están que “echan humo”

Hasta ahora el escándalo afectaba a los vehículos diésel, cuyo software habían alterado, pero según nos informan a través de Engadget, ayer martes la compañía hacía un comunicado sobre alguna incoherencia con respecto al dióxido de carbono de unos 800.000 vehículos, entres lo que hay algún modelo de gasolina.

Nueva caída en Bolsa y pérdidas millonarias en Volkswagen.

De confirmarse esta información, la compañía automovilística podría incluso no recibir ayudas del Ministerio de Industria en nuestro país. Las emisiones de dióxido de carbono afectan directamente al cambio climático, lo que lo convierte en uno de los criterios en los que se basa dicho ministerio para conceder las subvenciones.

“No nos pararemos ante nada ni ante nadie. Este proceso es doloroso pero es nuestra única alternativa. Para nosotros, lo único que cuenta es la verdad. Eso es lo que Volkswagen necesita”. Matthias Müller, presidente de Volkswagen.

 

Mientras todo esto sucede, Volkswagen comienza a presentar sus primeras pérdidas en 15 años y están sufriendo una considerable caída en bolsa e inquietud entre sus clientes. Igualmente ve como su CEO, Martin Winterkorn, sigue sin declararse conocedor del trucaje del software aún habiendo dejado el cargo, contrariamente al responsable de la firma en América, Michael Horn, quien reconoce ser sabedor de estas irregularidades.

Comentarios

comentarios