Todo el mundo odia los spoilers, incluso puede llegarse a extremos. Augie Henning, vecino de Massachusetts (EEUU), se tomó muy a pecho que Jonathon Hammel gritase comentarios sobre la última película de la saga Star Wars, “El despertar de la fuerza“, cuando salía del cine. Augie se encontraba esperando su turno en el vestíbulo y escuchó los desafortunados spoilers de Hammel. Tal fue su enfado que se ensañó con él con duros golpes mientras lo acusaba de “arruinar su vida”. La víctima fue trasladada a un hospital cercano, pero nada se pudo hacer por su vida.

No solo en los cines suceden los spoilers, y te habrás dado cuenta de que las redes sociales están plagadas de comentarios y opiniones que pueden arruinarte la película si aún no la has visto. Los hashtags #StarwarsTheForceAwakens y #StarwarsSpoilers son un ejemplo de ello. Los seguidores de la saga no paran de compartir datos, críticas, escenas y fragmentos de la película, que ha batido récords en taquilla en América y resto de países donde se ha estrenado.

El problema de los spoilers va más allá, llegando a intervenir los protagonistas de la saga para frenar el caos que se ha creado. El mismo Harrison Ford ha pedido que dejen de hacerse comentarios que puedan perjudicar a quien no la haya visto. “No hagáis eso”, comentó en una entrevista reciente.

Incluso la policía de Philadelphia, con un toque de humor, ha penalizado esta práctica. En un comunicado en su cuenta de Twitter, hacen la siguiente afirmación:

“No, postear spoilers de #StarWarsElDespertardelaFuerza no es un crimen. Pero debería serlo.

En cualquier caso, cualquier comportamiento Sith ilegal será perseguido por la ley. No en nuestra ciudad, Kylo”.

delito-spoiler_starwars_7_1_0-500x485

Si eres de los que ha podido ver ya la cinta, haz caso de las recomendaciones, y pregunta antes de comentar. Si no la has visto aún, y eres víctima de un spoiler, no dejes que la ira te invada, porque te llevará al lado oscuro. Sea como fuere, que la fuerza te acompañe.

Comentarios

comentarios