No iba muy desencaminado Mark Watney (Matt Damon) en Marte cuando sembró patatas más allá del planeta azul. Hasta hace unos días, no se sabía si las flores podían crecer en un ambiente artificial y con gravedad cero. Ahora sabemos que es posible. Y es que, mientras nos seguimos recreando en cómo será vivir y conocer el espacio exterior, hay personas decididas a saberlo y que actúan en consecuencia. Hablo de Scott Kelly, astronauta estadounidense con gran intuición para el cultivo, que ha conseguido criar la primera flor espacial.

zinnias

Las plantas elegidas por la NASA para experimentar en el espacio fueron zinnias, ya que la duración de su crecimiento es mayor que la de los tomates, planta elegida para el próximo experimento. Por su parte, a mediados de 2014 la tripulación cultivó un vegetal (lechuga romana roja) aeropónicamente, es decir, en un ambiente con aire o niebla y sin suelo, que según la NASA hace que el crecimiento sea tres veces mayor. El éxito fue tal que pudieron degustarlas.

Kelly pidió hacerse cargo de las zinnias, que en un primer ensayo no consiguieron crecer. De hecho, un exceso de agua y de presión hicieron que algunas hojas de la planta comenzaran a supurar, enrollarse y doblarse. Tras el fracaso, Kelly decidió saltarse el protocolo a seguir y buscar a su Watney interior, en una actuación más intuitiva que deliberada, regando las plantas cuando vio conveniente, olvidándose de fechas impuestas de riego, además de incrementar el flujo de aire.

El resultado, más que satisfactorio, puede verse en su cuenta de Twitter, donde muestra los progresos de la pequeña zinnia, con trece pétalos anaranjados que simbolizan la esperanza.

Imagen de Twitter

No sabemos cuál será el próximo reto de la NASA, pero no estaría mal que intentaran cultivar frutas y verduras en gravedad cero. El problema será que cuando estén maduras, no caerán al suelo…

Comentarios

comentarios