La sonda espacial New Horizons a hecho historia este martes a las 11:49 (GMT) cuando hizo la aproximación más cercana que ha realizado nunca una nave no tripulada al planeta enano que se llamó Plutón en honor al diós griego del Hades en un concurso público, allá por 1930.

La sonda sobrevoló el planeta enano a tan sólo 12.500 km de altura, pasando entre Plutón y su satélite más grande y cercano Caronte. Éste sobrevuelo ha hecho historia porque por fin tenemos una visión general de todos los cuerpos que forman el sistema solar. Se trata de un evento único como los que realizaron las sondas Mariner, al sobrevolar Mercurio y Venus, o las sondas Voyager, al sobrevolar Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

La superficie de Plutón en detalle. Fuente: NASA.

Muchas son las cosas que han pasado desde que la New Horizons despegara de Cabo Cañaveral el 17 de enero de 2006. Para empezar, se convirtió en el objeto lanzado por la humanidad que ha salido a mayor velocidad hacia el sistema solar, tardo sólo 13 meses en llegar a la órbita de Júpiter. Pasó algunos meses en la periferia de gigante Júpiter, visita que aprovecho para acelerar su velocidad, mediante un tirón gravitacional, a los casi 76.000 km/h. El tiempo que pasó alrededor de Júpiter se aprovechó para estudiar la composición de su atmósfera y realizar un completo estudio del planeta, usando todos los conocimientos adquiridos en esta fase se preparó el estudio de su principal objetivo, Plutón, viaje que tardó en realizar los 8 años restantes de misión. Durante este largo viaje a Plutón ocurrió una cosa aún más inesperada si cabe, Plutón perdió su estatus del planeta y pasó a convertirse, por obra y gracia de la Unidad Astronómica Internacional, en un planeta enano. Aún así la misión no perdió importancia y la New Horizons continuó su camino.

En el viaje de Júpiter a Plutón, la sonda entró en un periodo de hibernación  del que sólo se despertaba una vez al año para comprobar todos los sistemas. Estos breves despertares de 50 días de duración servían para confirmar su distancia al planeta, el estado operativo de la nave y para realizar algunas mediciones.

Una vez que la New Horizons ha llegado a Plutón y ha estudiado a este cuerpo enano y a sus cinco satélites, la misión se torna mucho más compleja debido a las fabulosas distancias que deberá cubrir en su periplo. Su objetivo actual, después de estudiar a Plutón, es el estudio del cinturón de Kuiper, un conjunto helado de restos, entre los que se encuentra Plutón como principal elemento, que están más allá de Neptuno y que son los restos de la construcción del sistema solar. Se cree que la sonda podrá estar operativa hasta mediados de 2030, tiempo en el que informará de la composición del cinturón e intentará realizar una aproximación a un cuerpo de menor tamaño que Plutón.

El principal satélite de Plutón, Caronte. Con su significativa mancha negra que ha resultado ser una depresión. Fuente: NASA.

Ahora, sólo queda esperar a que la New Horizons nos envíe toda la información que ha captado en esta misión histórica. Debido al extremadamente baja tasa de transferencia de datos, tan sólo 1.000 bits por segundo, tardaremos algo más de un año en recibir toda la información que se ha obtenido en estos históricos días de paso por el planeta enano. Es posible que en los próximos días recibamos más imágenes sorprendentes como las que hemos estado recibiendo estos días.

Tan sólo queda decir !Buen trabajo New Horizons, esperamos que nos sigas sorprendiendo!

Comentarios

comentarios