Nokia, un nombre que a muchos les recordará a sus años de adolescencia, con los SMS y los primeros juegos para móviles, a otros les traerá el recuerdo de su primer teléfono móvil. Nokia marcó una época con los teléfonos que lanzó antes de que irrumpieran los smartphones y que, al contrario que estos, tenían una resistencia hercúlea.

Y es que la marca finlandesa ha tenido un recorrido que por desgracia no ha terminado muy bien. Pero todo eso podría cambiar en los próximos meses, pues Nokia no estaba muerta, estaba herida, yendo de una cueva a otra, lamiéndose las heridas, para resurgir más fuerte y con el hambre suficiente para quitarles un trozo del pastel a los fabricantes que ya están en el mercado.

Ahora, un poco de historia

Nokia como empresa apareció en 1865 en Finlandia (por aquel entonces Imperio Ruso) pero no hacia ni chips, ni transistores, se dedicaba a fabricar papel. El nombre de la compañía proviene del río que pasaba al lado de la segunda fabrica, el Nokianvirta. Luego surgió una fábrica de caucho, que a su vez se hizo con otra de cableado. Todas ellas bajo el nombre de Nokia. No fue hasta 1962 cuando empezaron a fabricar las primeras radios.

En 1982 es cuando el Grupo empresarial se centra en la telefonía móvil. El primer aparato que empezaría la leyenda fue el Mobira Senator. Un teléfono móvil pensado para llevarlo en el coche, pues pesaba 10 kilos. Los modelos sucesivos se pusieron a dieta y poco a poco fueron bajando de peso, hasta que en 1987 apareció el Mobira Cityman, que pesaba ”solo” 800 gramos. En los años siguientes Nokia pasó de 15 millones de usuarios en 1991 a los 400 millones en el 2000. Todo un éxito.

Mobira Senator
Mobira Senator

Nokia iba siempre un paso por delante, pues en 1994 lanzó el primer móvil con el que mandar y recibir SMS, el Nokia 2110. En 1996 surgió el Nokia 8110, famoso por aparecer en Matrix. Como empresa puntera, Nokia sacó al mercado el que se podría considerar el primer smartphone de la historia, el Communicator 9000, que incluía funciones como navegador de internet, fax y correo electrónico. Contaba con 4MB de RAM y un procesador de 24 MHZ. En 1999 fabricó el primer móvil con antena interna, el 3210,  del cual se vendieron 160 millones de móviles. Con el cambio de siglo llegó el sucesor, el 3310, del que se han valido miles de memes por ganarse la fama de indestructible, y tal fue así que se enfrentó a la prensa hidráulica.Pero el boom de ventas llegó con el modelo 1100, del cual cesó su producción en 2007 habiendo vendido cerca de 250 millones de dispositivos.

Nokia 3310
Nokia 3310

Nokia 3310 vs Prensa hidráulica. ¿Quién ganará?

Nokia 1100
Nokia 1100

Sabíais además que la melodía que sonaba cuando se encendían los terminales es de origen español, pertenece a la obra Gran Vals del guitarrista Francisco Tarrega. En el segundo 12 se puede oír.

En años más cercanos, la marca apostó por los móviles inteligentes con el S.O Symbian S60. En 2003 vio la luz el Nokia 6600, con 3G y cámara trasera, posteriormente la N-Gage, una consola portátil y teléfono a la vez, y por su puesto las series N70, N80 y N90. La felicidad duró poco, con la aparición del iPhone, las opciones de Symbian cayeron y en 2012 finalmente murió, pero así la marca Nokia.

 

Nokia N90
Nokia N90
Nokia N-Gage
Nokia N-Gage

La empresa empezó entonces a fabricar los terminales para Microsoft que contarían con Windows Phone; ya estábamos en 2013. Esta unión no resultó muy fructífera y los modelos de Nokia perdían lo que les hizo famosos, la dureza de sus dispositivos. Nokia en este matrimonio lanzó los modelos Lumia 800, 510 y 520 ó 900. Pero el éxito no fue el esperado, y la cuota de mercado bajaba sin freno. Microsoft anunciaba que se desentendía de la marca finlandesa y los móviles se llamarían solo Microsoft Lumia.

Nokia Lumia 900
Nokia Lumia 900

Empezó el letargo, el agonizante futuro para esta marca, hasta el 2015. Este año, varios inversores y una carpeta llena de patentes aún daban alas a la empresa de telefonía, que para finales de este año recupera la libertad de fabricar móviles, pues el acuerdo con Microsoft de no competencia entre ellos llega a su fin.

Ahora Nokia a puesto a punto su organismo, primero buscando talento e infraestructura con la compra de Alcatel-Lucent, cuyos científicos han ganado varios premios Nobel. Y parece que todo está a punto, pues Nokia está preparando nuevos smartphones con Android como S.O, además de haber confirmado su presencia en el Mobile World Congress 2017 de Barcelona. Todo apunta a que tienen algo en el bolsillo. Y en el océano de internet ya han surgido filtraciones por parte de AnTuTu de lo que veríamos. El modelo sería el Nokia D1C, un dispositivo de gama media.

Mobile World Congress
Mobile World Congress

Entre sus características se podría hablar de que contaría con un procesador Snapdragon 430 de 8 núcleos y la GPU sería Adreno 530. Sobre la pantalla se desconocen sus dimensiones pero la resolución será Full HD. El SO con el que contaría sería Android 7.0 Nougat. En cuanto a la calidad de las cámaras tampoco se quedaría corto el nuevo terminal, pues la trasera sumaria 13 megapixeles y la frontal unos 8. Lo más espectacular, de ser cierto, es la capacidad de memoria, pues contaría con 3 GB de RAM y 32 GB de ROM, capacidades comparables a modelos de gama alta.

Por ahora no se sabe más del futuro de Nokia, pero conociendo un poco su historia y como se las gastan podrían sorprender al mundo. Estad atentos porque en Billionbytes os lo contaremos.

Quizás te interese leer…

Review del nuevo BQ Aquaris U, especificaciones y precio

Comentarios

comentarios