En Agosto de este mismo año Instagram nos sorprendía con Instagram stories. En ella podíamos lanzar al mundo fotografías que al poco tiempo desaparecerían. Con este movimiento Instagram declaró lo guerra a Snapchat (pionera en imágenes fugaces). Ayer llegó Instagram Live para dar el golpe de gracia.

Ayer a muchos nos empezó a vibrar el móvil más que de costumbre. Al mirar la pantalla ¡sorpresa! tus amigos están transmitiendo en directo. Todo el mundo estaba probando la nueva funcionalidad Instagram live que te permite emitir vídeos en directo.

Sé lo que te estás preguntando, ¿qué me va a aportar que no me ofrezca ya Facebook Live o Periscope? Pues bien, Instagram Live no permite que las transmisiones en directo puedan ser visualizadas tras acabar. O lo ves en directo o te lo pierdes. Parece que así pretenden captar a ese público que no hace transmisiones por el miedo al “que dirán”. Actualmente el tiempo máximo de transmisión es de 1 hora.

Pero esta no es la única novedad que ha traído Instagram, además de las emisiones en directo ahora podemos enviar fotografías y vídeos que desaparecen a nuestros amigos o grupos con Instagram Direct. Que sólo se pueda hacer entre conocidos es todo un acierto en términos de privacidad.

Además de enviar, podremos saber si han visto las fotos y si han sacado capturas de pantalla. Snapchat ya tenía esta opción, pero poco a poco aparecieron apps que permitían saltarse esta restricción que vulnera la privacidad del usuario (esperemos que no vuelva a pasar). Esta función estará disponible a partir de hoy.

Y por si no fuera poco, no esta implantada actualmente, pero se implantará durante las próximas semanas también la función “Explora”, mediante la cual podremos buscar emisiones en directo afines a nuestros intereses.

Con estos últimos cambios la guerra Instagram-Snapchat se sigue decantando del lado del primero que no para de incluir funcionalidades y conseguir usuarios que migran a su plataforma.

Comentarios

comentarios