Después de que analizáramos qué cargador y cable USB son los que permiten una carga más rápida de nuestro smartphone, sale a la luz una noticia que podría revolucionar la forma en que cargamos nuestros terminales. Aunque cabe destacar que no es la única noticia ni la mas novedosa que podemos ver estos días, ya que hace no mucho os contábamos un nuevo método de carga de dispositivos basado en el uso de la tecnología WiFi.

Investigadores de la Universidad de Stanford han logrado crear una batería de aluminio capaz de cargar nuestros smartphones en un minuto. Esto se debe gracias a un gran avance en el uso del aluminio, material principal de esta nueva batería.

Hongjie Dai, catedrático de química y responsable del equipo de investigación que ha logrado esta innovación, llevaba décadas investigando este material y sus aplicaciones. Probablemente esta nueva tecnología llega en el mejor momento, ya que el mercado de los smartphone es muy competitivo y cualquier pequeño detalle marcará la diferencia entre los fabricantes.

Actualmente las baterías que dan autonomía a nuestros dispositivos son de ion-litio, capaces de resistir 1.000 ciclos de carga. Es decir, que después de haberse cargado y descargado 1.000 veces, sus capacidades se ven reducidas drásticamente. Las nuevas baterías de aluminio aumentan su tiempo de vida en un 750% respecto a las de ion-litio, por lo que resistirán en torno a 7.500 ciclos de carga.

Otra propiedad de estas nuevas baterías es su flexibilidad. Podrán ser dobladas sin ningún tipo de problema de seguridad (hasta un cierto límite claramente). Esto puede ayudar al desarrollo y aumento de los nuevos smartphones curvos que poco a poco se van introduciendo en el mercado. También cabe destacar que es mucho menos inflamable que las de ion-litio, hasta el punto que no arde ni al ser perforada.

Los investigadores afirman que su fabricación tiene un coste mucho menor que las baterías actuales, por lo que su implementación en nuevos terminales podría llegar pronto. Aunque tendrá que competir con las nuevas tecnologías de carga rápida que acaban de ser desarrolladas (como la carga rápida utilizando el WiFi o el USB tipo C).

Comentarios

comentarios