Son muchas ya las tecnologías desarrolladas que dejan atrás los convencionales cargadores de baterías. Actualmente, en el mercado podemos obtener desde las populares baterías externas hasta cargadores inalámbricos, pasando por las famosas fundas con batería. Pero por cualesquiera que sean las razones, ninguno de estos métodos de carga consigue que abandonemos nuestros cargadores tradicionales.

Probablemente esto cambie gracias a Ossia y a su nueva tecnología ‘Cota’ de carga inalámbrica vía WiFi. Se trata de una novedosa tecnología que permite la carga de baterías en un radio efectivo de 10 metros. Se basa en el uso del WiFi y el Bluetooth. A diferencia de tecnologías similares, Cota no necesita de modificaciones, es decir, no hace falta añadir componentes de hardware que supongan gastos extra. Además, al no añadirle hardware, nuestros equipos seguirán siendo como son y no se convertirán en grandes y toscos dispositivos .

Es decir, no hará falta incluir ningún otro dispositivo hardware para dicha carga inalámbrica, simplemente hacen falta pequeños cambios en la circuitería y el firmware. Con la conectividad Bluetooth y WiFi que ya forma parte de nuestros dispositivos, Ossia es capaz de hacer funcionar su tecnología de carga inalámbrica Cota, que permite alimentar baterías en un radio de casi 10 metros.

Su funcionamiento es sencillo y fácil de entender. La tecnología Cota de Ossia necesita únicamente un cargador y un receptor para su correcto funcionamiento. El receptor envía señales de baliza omnidireccionales para encontrar el cargador. Una vez que estas señales de baliza localizan al cargador, el receptor le devuelve miles de señales que forman un foco de energía direccional, cargando así tus dispositivos. De esta forma, hay una gran eficiencia en la carga de los dispositivos, ya que tan solo se utiliza el 0,0001% de la potencia de una señal WiFi.

Un aspecto muy interesante es que Cota entra en hibernación cuando detecta que una batería de un dispositivo esta cargada al máximo. Esto implica que tan pronto como se carga un dispositivo se deja de consumir energía, por lo que no tenemos que estar atentos de como va el proceso de carga de nuestro smartphone para desconectarlo cuando este haya acabado. Según datos de la compañía, en unas 24 horas se consumen de media 72 Wh, aproximadamente.

Comentarios

comentarios