La ciudad de Los Ángeles estrena una nueva atracción ideal para los amantes de las emociones fuertes, y es que se trata de un tobogán de 300 metros de altura.

Se le ha bautizado como Skyline, es que es el tobogán de cristal con más altura del mundo, nada más y nada menos que 300 metros de altura con vistas de toda la ciudad de Los Ángeles desde lo alto de la Torre del US Bank.

Para garantizar la seguridad de los usuarios que se animen a lanzarse, el tobogán está fabricado con cristal blindado capaz de resistir tanto terremotos como huracanes. Además de este este valiente tobogán, la torre cuenta con un mirador de 360 donde se puede ver toda la ciudad. Puedes conocer más información desde su página oficial.

Eso sí, si quieres bajar por esta atracción y “sobre volar” la ciudad a 300 metros durante unos segundos, prepara la cartera y no te encapriches. Cada bajada cuesta nada más y nada menos que 25 dólares.

Comentarios

comentarios