La definición de las ondas gravitacionales en términos de física es la siguiente: “una onda gravitacional es una ondulación del espacio-tiempo producida por un cuerpo masivo acelerado. Este tipo de ondas constituye una consecuencia de la teoría de la relatividad general de Einstein y se transmiten a la velocidad de la luz”. Para que se entienda mejor, sería algo similar a las ondas que vemos al lanzar una piedra sobre el agua.

¿Cómo se han detectado las ondas gravitacionales?

Como ya hemos comentado las ondas gravitacionales están dentro de la teoría de la relatividad de Einstein, pero hasta ahora no se había podido demostrar su existencia, gracias a dos detectores LIGO (Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser) que detectaron las ondas producidas por la colisión de dos agujeros negros. Se espera poder registrar novedades y para ello la intención es instalar unos detectores en la India que serán capaces de detectar ondas con mayor facilidad y se espera que también puedan indicar de donde proceden.

agujeros negros

¿Qué podemos conseguir con este avance?

Gracias a las ondas gravitacionales podrán cambiar su forma de estudiar el universo, ya que gracias a ellas podrán obtener información sobre eventos catastróficos como pueden ser las colisiones entre agujeros negros. Incluso esperan poder trazar la línea de expansión del Big Bang. Según los científicos esto es un gran avance para poder conocer mejor el universo que nos rodea.

Fuente: engadget

Comentarios

comentarios