Buenas a todos! No soy crítico de cine pero he de decir que la película de Pixels es una buena dosis de humor para toda la familia y para aquellos que vivimos los comienzos de los videojuegos, nos da un bonito recuerdo de niñez.

Diversión en familia

No soy muy fan de Adam Sandler, protagonista de la película pero he de decir que con Pixels la verdad es que se ha lucido (para bien eeh). La trama es algo peculiar, resulta que…aah! no os voy a hacer un bonito spoiler, tendréis que ir a verla. Sólo os digo que es una de esas películas que no requiere mucho quebradero de cabeza, simplemente te sientas, la ves comiendo unas palomitas y acompañados de tu chic@ o los amigos y te dejas llevas por los videojuegos ochenteros, sí, aquellos que jugábamos en las salas recreativas antes de que se extinguieran gracias al avance de la industria y se convirtieran en meros museos de una época mucho mas analógica y social (valga la redundancia ya que en aquellos años las redes sociales mas cercanas eran las salas de arcade o los partidos de futbol con los amigos del barrio).

En este film, Adam Sandler nos muestra un lado suyo algo friki al igual que Peter Dinklage (para quien no lo conozca por este nombre es Tyrion Lannister en Juego de Tronos) quien hace que su personaje en la película tenga un gusto agridulce (como el cerdo en un restaurante chino) pero que al final consigue lo que quiere. La película también está pensada para que la disfruten las chicas ya que no sólo tiene ese toque de comedia romántica que tanto les gusta (si, a los tíos también nos van esas cosas y no por ello somos menos hombres) sino que presenta los videojuegos de una forma que les entraran ganas de probarlos y conocernos un poco mejor a los que somos unos jugones o “Gamers” desde que el mundo es mundo.

En fin, si no tenéis nada mejor que hacer este fin de semana os aconsejo pasaros por el cine antes de que la quiten ya que por lo menos tendréis un par de horas de risas seguras.

pixels2

Comentarios

comentarios