Este momento tenía que llegar. Tras algún que otro accidente ocasionado por el coche de Google ha sido un propietario de un Tesla Model S la primera víctima a manos de la inteligencia artificial.

Aunque la culpa parece ser del piloto automático de Tesla, el accidente se ocasionó cuando un camión giró a la izquierda cruzándose el Tesla Model S por debajo de este. Una vez atravesó el camión por debajo continuó hasta chocar con una valla, terminando en el momento con la vida de Joshua Brown, propietario del Tesla.

El accidente sucedió a las 3:40 de la tarde en una carretera de Florida. El conductor, Joshua Brown, de 45 años y nacido en Ohio era conocido en YouTube por halagar las cualidades de conducción autónoma de los Tesla, algo que al final ha resultado bastante irónico. Pero de todo esto surge una pregunta, ¿son ya suficientemente inteligentes los coches como para que vayan solos?

La NHTSA , el organismo que controla las carreteras de los Estados Unidos, se ha limitado a decir que estudiarán detenidamente el caso, sin más. Por otra parte, desde Tesla han lamentado el accidente a través de un comunicado oficial;

“El cliente que ha muerto en el choque tenía una familia que le quería. Estamos más que tristes por su pérdida. Era un amigo de Tesla y de toda la comunidad del coche eléctrico. Puso su vida por la innovación y la promesa que mantenemos como misión en Tesla. Queremos mostrar nuestra compasión a su familia y amigos”.

También han facilitado algunas cifras para tranquilizar de alguna manera al resto de usuarios. Y es que según aclara Tesla, es la primera muerte tras 209 millones de kilómetros realizados por el piloto automático entre todos los propietarios de un Tesla y sin el piloto automático se registra una muerte por cada 96 millones de kilómetros.

Una de las causas del accidente que se barajan, es que a pesar de tener multitud de cámaras repartidas por el coche para analizar el espacio donde se encuentra, la luz de este fatídico día era muy radiante y el remolque del camión, blanco. Estos dos factores podrían haber ocasionado que ni el Tesla Model S ni el conductor hubiesen visto girar al camión.

Aunque como aclaran desde la compañía de Elon Musk, el porcentaje de muertes de coches autónomos se reduce casi a la mitad, con el tiempo esta tecnología debería mejorar enormemente ya que hay grandes empresas detrás como Apple. Es complicado programar un coche ante tantas posibles situaciones que se pueden dar en las carreteras, pero poco a poco podremos ir viendo como avanzan estos coches.

¿Qué opináis? ¿Es demasiado pronto para los coches autónomos?

Fuente: El Pais

Comentarios

comentarios