No son una moda pasajera ni un dispositivo poco útil, sino todo lo contrario. Los smartwatches o relojes inteligentes son el mejor ejemplo de tecnología wearable y son, además, gadgets cada vez más demandados. De hecho, se estima que en 2015 se vendieron 17,1 millones de dispositivos wearables, una cifra que presumiblemente irá en aumento. Y es que son muy útiles para muchas cosas, especialmente para deportistas que quieren hacer un seguimiento de sus entrenamientos o para quienes necesitan o quieren dejarse el móvil en casa y recibir todas las notificaciones y llamadas en la muñeca…  Si estás pensando en elegir un smartwatch, éste es el momento y en éste artículo te damos pautas sobre cómo hacerlo.

Siempre hay que tener en cuenta varios factores objetivos. Uno de ellos es el diseño. Y es que es importante que el reloj sea cómodo y que se adapte a tu estilo. En este sentido, las marcas apuestan sobre todo por diseños circulares y también cuadrados, si bien existen diferentes tamaños y estilos. Podrás encontrar versiones más clásicas y otras más deportivas. Además, la correa puede servir para personalizarlo. También es importante la pantalla, su tamaño y su luminosidad, así como los materiales con los que está fabricado, porque de ellos en gran medida dependerá su peso.

El sistema operativo también es muy importante porque determina si el reloj es compatible o no con tu smartphone. Existen tres sistemas principales: Android Wear, Tizen y Watch Os. Por ello, antes de comprar tu reloj deberás de tener en cuenta la versión de iOS y/o Android para poder sacarle el máximo partido. Y no olvides que la vinculación del reloj inteligente con el teléfono se realiza mediante Bluetooth, NFC, Wi-Fi, etc. Por lo que también habrá que comprobar si nuestro smartphone soporta ese tipo de conexión.

comparativa_android_wear_tizen_watch_os

En cuanto a las características, por un lado tienes que fijarte en su capacidad de rendimiento (RAM, la memoria interna, el procesador), y por otro, en  los sensores, porque de ellos dependerá que tenga más o menos funciones (GPS, cámara, medidor de ritmo cardíaco, etc). Y no te olvides de la batería. Es quizás la asignatura pendiente de estos dispositivos. Si bien, no todos son iguales.

El precio es otro factor a tener en cuenta. Sin duda, nuestro presupuesto condicionará la elección del reloj. Pero, afortunadamente, el mercado de los relojes inteligentes cada día es más competitivo y cuenta con modelos para todos los bolsillos. En webs especializadas en dispositivos móviles como T-Mobile puedes comprobar que la oferta es muy variada. De hecho, aquí encontrarás modelos tan demandados como el Samsung Galaxy Gear S2, uno de los mejores relojes para salud y fitness del mercado. Otros relojes como el Huawei Mate S, el Moto 360 y el LG Watch Urbane también son interesantes.

Los expertos coinciden en que los relojes inteligentes serán uno de los dispositivos más esenciales de los próximos años, además de un complemento. Moda y tecnología se dan la mano en este dispositivo y tú puedes beneficiarte.

Comentarios

comentarios