Estoy seguro de que en alguna ocasión habéis oído hablar del término Bitcoin. Es algo muy común en Internet, sobre todo si te gusta investigar sobre temas algo oscuros como la Deepweb. Al principio puede resultar un concepto difícil de entender, ya que a muchos usuarios les resulta complicado el hecho de que exista una divisa puramente digital.

A continuación os explicamos todo lo relacionado con esta criptodivisa (medio digital de intercambio), desde cómo se acuñó hasta por qué es imposible de rastrear a quienes la utilizan para transacciones por Internet. Como ya os he comentado anteriormente, también llegaréis a entender por qué es la divisa por defecto en la Deepweb, lugar donde se albergan las web y los servicios más perturbadores de todo Internet.

Un poco de historia para empezar

Todo lo relacionado con los Bitcoin comenzó el 3 de enero de 2009 con la creación de la red P2P de Bitcoin (más adelante explicaré qué es esto). Un año antes, Satoshi Nakamoto, publicó un artículo donde explicaba de principio a fin todo el protocolo Bitcoin.

Aunque por costumbre se llame Bitcoin a la moneda que este servicio presta a sus usuarios, el verdadero significado de Bitcoin hace referencia al protocolo que hace posible todos los intercambios con esta divisa. Un gran conjunto de servidores creados exclusivamente para llevar a cabo estas transacciones, localizados en todos los puntos del planeta y donde el único fin es que se lleven a cabo bajo la más estricta confidencialidad y seguridad.

Entonces, ¿Qué es un Bitcoin?

Un Bitcoin no es más que una moneda virtual para realizar compras y transacciones por Internet. Su principal característica es que es intangible, es decir, no existe físicamente. Todo lo referente a esta divisa es virtual, desde el monedero donde los usuarios guardan sus Bitcoins hasta la moneda en sí.

Puede resultar extraño que no puedas sacar tu propio dinero del cajero automático, pero Bitcoin nació en base a esta idea. Si se lanzaba un servicio como el que está en funcionamiento ahora, ningún usuario ni entidad iban a interferir en su valor. De esta forma, se dice también que el Bitcoin es una moneda descentralizada. O lo que es lo mismo, que está fuera del control de cualquier gobierno, institución o entidad financiera.

¿Qué rige el valor de un Bitcoin?

Esta es la típica pregunta que nos hacemos cuando nos dicen que la moneda Bitcoin no está bajo el control de ningún gobierno ni entidad. Pero como no podía ser de otra manera, su valor se establece según la oferta y la demanda. Esto siempre proporciona un clima de inseguridad a los usuarios de Bitcoin ya que, aunque llevaba mucho tiempo aumentando el valor de cada moneda Bitcoin gracias a su popularidad, puede llegar le momento en que explote y los precios se desplomen.

Gráfica anual del valor de Bitcoin en euros.
Gráfica anual del valor de Bitcoin en euros.

Tal y como podéis comprobar en la gráfica, el valor del Bitcoin se ha desplomado hasta la mitad en el último año. En septiembre de 2014 (comienzo de la gráfica) su valor llegó hasta los 400 euros por Bitcoin, pero actualmente apenas sobrepasa los 200 euros. Sin lugar a dudas, es una moneda en la que invertir si eres aventurero.

Protocolo sobre el que funciona

Esto es lo más interesante de todo lo relacionado con el mundo Bitcoin. Para garantizar un máximo rendimiento y que se cumplieran los propósitos de seguridad y privacidad, se instaló todo un sistema de servidores conectados entre sí por todo el mundo. Estas conexiones forman lo que se denomina una red P2P. Si no sabéis nada sobre este tipo de protocolos, podéis consultar un post pasado en el que lo explicamos al detalle.

Como era de esperar, cada usuario tiene su propio monedero digital donde guarda sus monedas Bitcoin. A la hora de crear un monedero, el propio software que utilizamos nos proporciona un número arbitrario de claves criptográficas. Entre todas esas claves se encuentra nuestra clave pública, utilizada para crear la dirección Bitcoin, que funciona como la entidad remitente y receptora para todos los pagos. Generalmente, esta dirección no tiene nada que ver con el usuario ni sus datos personales, por lo que resulta imposible observar una dirección de este tipo e identificar al usuario. Dicha dirección es una secuencia alfanumérica de 33 caracteres de longitud.

Todas las monedas Bitcoin que almacena un usuario tienen la dirección de dicho usuario, así se puede saber a que usuario pertenecen. De esta forma, si un usuario A quiere transmitir a un usuario B una cierta cantidad de Bitcoins, basta con poner como dirección destino la clave pública de B y firmar con su propia clave privada. La transacción irá viajando por todos los servidores (nodos) que forman la red P2P, donde cada nodo tendrá que ir confirmando las firmas criptográficas y el valor de la transacción antes de mandarla al siguiente nodo.

Cuando uno de estos nodos acepta una transacción, la notifica al resto de nodos a los que está conectado. Así, todas y cada una de las transacciones que realice un usuario quedan grabadas en todos los servidores de la red P2P. Junto a la transacciones también quedan registradas todas las monedas Bitcoin que se utilizan (ya que van marcadas con las direcciones anteriormente comentadas), por lo que si se intentan utilizar otra vez esas monedas a modo de estafa, los servidores lo detectarán y denegarán la transacción.

Privacidad de los Bitcoin

Como ya he comentado, es imposible falsificar un Bitcoin, por lo que esta divisa digital queda exenta de fraudes. Un tema que envuelve a la moneda Bitcoin (y por eso es muy utilizada) es el tema de la privacidad. Las direcciones que cualquier usuario de Bitcoin tiene son cadenas totalmente aleatorias, por lo que fracasa cualquier intento de relacionar dichas cadenas con un usuario. Además, las transacciones que se realizan no están cifradas, así cualquier usuario puede ver el movimiento de Bitcoin a tiempo real que se está llevando a cabo en el mundo.

Esta privacidad es la característica principal de que el Bitcoin sea la moneda de intercambio de la Deepweb. Por si alguien no sabe que es este concepto, basta con buscar un poco en Google para hacernos una idea de lo que es. Para resumir, la Deepweb no es más que el conjunto de webs que ningún buscador (Google, Bing, Yahoo!…) muestra en sus resultados, por lo que “se esconden de miradas curiosas” ya que se han creado con el fin de cometer actos ilegales (en su mayoría).

Afortunadamente, ya hay muchos comercios en los que se puede utilizar este tipo de moneda para adquirir bienes o servicios. Uno de los pioneros que aceptan el Bitcoin es Microsoft, tal y como ya comentamos en un post pasado.

Quiero obtener un Bitcoin

Después de leer toda esta información sobre el Bitcoin, muchos de vosotros a lo mejor estáis interesados en adquirir una de estas monedas virtuales. Hay tres principales formas de adquirir un Bitcoin:

  1. Entrar a los mercados oficiales de esta moneda y adquirir divisas. Los más comunes son MtGox o Bitcoin.com.
  2. Intercambiar vienes o servicios con otros usuarios a cambio de Bitcoins. Es decir, la compra/venta de toda la vida.
  3. Prestar recursos de tu ordenador para resolución de problemas matemáticos extremadamente complejos. Como moneda de cambio te darán Bitcoins.

Comentarios

comentarios