Hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo proyector Acer k650i en diversos terrenos y os contamos como ha sido la experiencia.

En esta review del proyector Acer k650i hemos querido explotarlo al máximo posible y para ello lo hemos usado para formación, para videojuegos, para ver películas y para…¡Fotografía!

proyector Acer k650i

Películas: prueba realizada por Luis Flores

Cada vez me gustan más los proyectores y menos los televisores. Es por esto que para mí fue un placer tener la oportunidad de probar el proyector para ocio, pues es el uso que yo le suelo dar.

También es suerte tener una gran pared blanca, pues así pude exprimir bastante la experiencia.

Quizás las dimensiones de proyección sean grandes para un piso, pues se necesita una pared entera y diáfana para poder apreciar realmente toda la pantalla.

photo_2016-11-28_16-33-40

En mi caso solo tuve que enchufar el usb y el HDD.

Con el usb no tuve ningún problema. Todo fue fluido y debido a la gran cantidad de formatos que reproduce no tuve problema de tener que convertir archivos. Sin embargo, se ha quedado pillado reproduciendo una película desde un HDD, aunque no creo que sea problema del proyector, pues con otros también me pasó.

El sonido muy bien, cosa que ya comprobé en la prueba para videojuegos. En esta, además, probé altavoces externos e igualmente, rápido y sin problemas.

En definitiva, ideal para cualquiera que le guste disfrutar de multimedia al máximo y tenga espacio para ello.

Fotografía: prueba realizada por Fernando Zurdo

Recibimos el proyector y realicé unas pruebas usándolo como soporte de iluminación, técnica que ya había usado en otras ocasiones.

proyector Acer k650i

Esta vez no conecté ningún portátil sino que, directamente, conecté un pendrive con las imágenes. Aquí encontré el único problema: el menú muy lento.
Por lo demás todo fue perfecto: la calidad que daba era perfecta y no se nos puso ninguna banda de refresco de pantalla disparado con ISO 100, que suele ser un problema con otros proyectores.

La nitidez óptima y el contraste de negros funcionando perfectamente, según leo en el manual puede ser por la tecnología “Acer DynamicBlack” que mejora el contraste mediante el ajuste dinámico en las escenas oscuras y consigue niveles óptimos de negros.

La cámara usada es la Nikon D610 con el objetivo 50mm.

Os dejamos algunas fotos para que veáis los resultados:

proyector Acer k650i proyector Acer k650i proyector Acer k650i para fotografía

 

Formación: prueba realizada por Alejandro

El proyector fue medido con una media de una distancia a la pared de unos 2.70 metros a una altura de 57 centímetros. Estas medidas proyectan una pantalla de unos 2.50 metros de largo.

La lente es sumamente fácil de usar y nos permite graduar la nitidez muy fácilmente. Por otro lado, la calidad de los altavoces que trae incorporados el proyector ofrecen una buena calidad.

proyector Acer k650i

El mayor problema se percibe en la interfaz en la que se nota una carencia importante de desarrollo. Algunos de los fallos pasan por la aparición de partes en inglés cuando el menú está predefinido en castellano, la lentitud de respuesta o la dificultad de manejo.

El proyector Acer desde el punto de vista educativo, muestras varios pros y contras.

Empezando por los pros de este magnífico proyector es la facilidad de uso de la lente y su manejo a la hora de graduar la nitidez de proyección. Otro gran punto a favor es la calidad de imagen que ofrece, cosa que se agradece a la hora de leer y visionar videos.

En el caso de una clase, el que tanto los alumnos como el profesor se sientan a gusto es primordial para lograr llegar frescos a las últimas horas de la jornada. El cuidado de la vista es muy importante y tener una calidad de imagen HD ayuda a ello. Esto se logra al mostrar textos con un buen contraste de blanco/negro y la definición de las letras. También es remarcable la calidad de los colores pues muchas veces con el uso de las pizarras digitales, algunos colores no se distinguen bien. Algo que sí consigue este proyector.

La calidad de sonido que ofrece es también muy buena, tanto como para prescindir de altavoces exteriores siempre y cuando no se use un ordenador, es decir, que el visionado del video sea directamente desde una unidad de memoria USB.

En cuanto a los contras, dentro de mi experiencia con proyectores en el aula, el modelo de Acer, que si bien es verdad está enfocado el ámbito del hogar y multimedia, para labores de enseñanza quizás se adolece en algunos aspectos.

El primero de ellos es que el mando no dispone de funciones para mover diapositivas al igual que se echa de menos la linterna LED en la cabecera del mando, pues en clase mientras se visiona la pizarra digital o se visiona un vídeo el disponer de esta pequeña linterna ayuda en temas como ver las conexiones traseras o los botones del proyector.

También en el mando se nota la ausencia de los botones de control de volumen, el audio del proyector viene predeterminado a nivel 45, por lo que si queremos cambiarlo es necesario entrar en “settings”.  Al igual ocurre con los botones de control del vídeo que, debido a su ausencia, hace difícil el pausar un vídeo, por ejemplo.

Debido a la lentitud del menú, se hace difícil de manejar o pausar en el momento justo que quieres. Esto se soluciona fácilmente si el proyector está conectado a un ordenador, que suele ser la mayoría de las veces.

proyector Acer k650i

 

Del proyector me quedo con su impresionante calidad de imagen y alta gama de colores, y en sus aspectos a mejorar, la funciones que puede realizar el mando y la interfaz.

 

Para videojuegos: prueba realizada por Luis Flores

También quisimos dar caña al proyector desde nuestro lado más gamer. Enchufamos por HDMI el proyector al ordenador y listo (aunque también tiene la opción de conectarse por wifi). La lente fue muy fácil de regular.

Probamos un par de juegos al máximo y fue una experiencia brutal. De pequeño soñaba con poder alquilar un cine una tarde con los amigos para echarnos unas partidas y, a día de hoy, esta ha sido la experiencia más similar.

photo_2016-11-28_16-50-46

Con la luz apagada la sensación de inmersión era inmejorable y con la luz encendida todavía se podía ver bastante mejor que otros proyectores que he probado.

El sonido de los altavoces del proyector hacen que no sea necesario una fuente de sonido externa a no ser que seas muy exigente.

photo_2016-11-28_16-33-45

Estamos ante un proyector muy potente y con el que puedes tener prácticamente un cine en tu casa.

De los controles del mando no puedo decir mucho porque lo suelo controlar todo desde el ordenador y supongo que, como yo, muchos gamers quieren que sea todo enchufar y listo, y para esto es perfecto pues solo hubo que enchufar y ajustar la lente.

Si dispones de una pared bien grande en tu casa y quieres potenciar tu experiencia de juego, ni lo dudes.

 

Más información sobre el proyector Acer k650i en su página oficial.

Comentarios

comentarios