Después de estar buscando mucho tiempo una serie de animación para adultos, admitámoslo Los Simpsons ya no me llenan, me he topado con esta maravilla que se emitió por primera vez en 2013. Se trata de la genial Rick and Morty, una serie que nos narra las aventuras de un abuelo absolutamente inclasificable: científico loco, alcohólico y un poco chiflado, y su nieto adolescente, que es bastante lelo.

Rick y Morty en plena acción

Rick y Morty bebe de las fuentes de la animación rompedora de los años 90, con ejemplos tan fascinantes como Ren y Stimpy, Vaca y Pollo o South Park, usando líneas argumentales complejas como son los viajes en el tiempo o las múltiples dimensiones, tan frecuentes en las series de animación actuales como Hora de Aventuras. En muchas ocasiones tiran de humor negro y escatológico pero en otras ocasiones usan un fantástico humor inteligente lleno de giros argumentales realmente brillantes.

En todos estos follones casi siempre están solos Ricky Morty pero su familia, que la componen una hermana y sus padres, tienen sus líneas argumentales paralelas siendo, a veces, mejores que las aventuras de Rick y Morty. Si no me creéis debéis ver el capítulo 5 de la primera temporada: Los Misix.

La familia de Rick y Morty a veces sufre las consecuencias

Esta comedia tiene la puntuación más alta en el IMDB (9,2) para una serie de animación para adultos, igualando casi la puntuación que tienen series como por ejemplo Breaking Bad. En España la serie se emite por el canal TNT y está, en estos momentos, en su segunda temporada.

No debes perdértela. Bajo ningún concepto.

 

Comentarios

comentarios