Cuando parecía que todos los problemas del Galaxy Note 7 habían desaparecido, resulta que los terminales reemplazados también explotaban. Por ello parece ser que Samsung ha decidido suspender temporalmente la producción de su último terminal “estrella”.

Samsung detiene la producción del Galaxy Note 7, temporalmente

No solo se trata de un problema económico que le ha hecho perder a Samsung más de 1.800 millones de dólares, sino que además empieza a llegar al usuario que empieza a desconfiar de la marca.

El medio que ha difundido esta noticia ha sido Yonhap de Corea del Sur, y afirma que Samsung ha parado la producción del Note 7, al menos de forma temporal.

Esta medida incluye una planta de Samsung en Vietnam, que es responsable de los envíos mundiales (del Galaxy Note 7)

Las operadoras le dan la espalda al Note 7

No solo se ha detenido la producción, sino que los grandes operadores como T-Mobile han hecho pública su postura con comunicados oficiales como este:

Los clientes pueden traer su Galaxy Note 7, junto con los accesorios que compraron a T-Mobile, a una tienda de T-Mobile y cambiarlo por un nuevo Note 7 de reemplazo aprobado por la CPSC o un reembolso completo y elegir entre cualquier dispositivo del inventario de T-Mobile. Esto se aplica a Note 7 reemplazados, sustitudos y recién comprados.

No te cobraremos ningún cargo de reposición de existencias y los clientes que han comprado durante la pre-venta pueden mantener la suscripción gratuita de Netflix y el Gear Fit o la tarjeta SD que recibieron.

De una manera u otra, a Samsung le ha salido el tiro por la culata y ha perdido bastante sangre como para plantearse detener la producción del Galaxy Note 7. Y tú, ¿qué opinas?

Galaxy Note 7 vs iPhone 7 Plus, ¿con cuál te quedas?

Comentarios

comentarios