¿Os imagináis que el ejército estadounidense os compra una tecnología para instalarla en sus carros de combate? A priori puede parecer un buen tema para un taquillazo de Hollywood, o al menos eso le pareció a Javier Estevas, director general de SAPA Placencia. Su compañía vasca ha sido la elegida entre muchas otras para firmar un contrato de I+D con el que desarrollar la futura transmisión de los carros de combate del segundo ejército más numeroso del planeta.

Cuentan con un presupuesto de 27 millones de euros y es que, en tan solo 4 años, la compañía vasca SAPA tiene que ser capaz de investigar, desarrollar e implementar a la perfección una novedosa tecnología que mejore la transmisión y el movimiento de los tanques americanos y del resto de vehículos a cadenas.

Más armas pero menos movilidad

El ejército americano está continuamente innovando en armamento, equipando a los viejos carros de combate con la más avanzada tecnología. Pero no solo los equipan con potentes y pesados cañones, si no que cada vez les dotan de una mayor protección frente a misiles y bombardeos. Es decir, su blindaje va en aumento.

Aún contando con la mejor tecnología, el propio ejército estadounidense sabe que poco a poco sus tanques se están quedando atrás en comparación con los de otras naciones. No todo es el armamento, y es por eso por lo que Javier Estevas tiene cuatro años para sacar de ese apuro al ejército de Barack Obama.

Otra razón por la que Estados Unidos quiere integrar una nueva transmisión a sus tanques es el tema energético. La novedosa tecnología vasca de SAPA supera a la competencia gracias al uso de un sistema de engranajes que permiten una mayor eficiencia a la hora de distribuir la potencia.

“En tecnología militar  el rendimiento es un factor importante ya que hay vehículos que se detienen por un exceso de calor, luego la correcta distribución de la energía sin que haya excesos en pérdidas es una condición obligatoria a tener en cuenta.”

Otros proyectos de SAPA

No es casualidad que SAPA haya sido elegida para desarrollar una novedosa tecnología militar. Llevan ya un tiempo innovando en este campo, y no hay que irse muy lejos para encontrar uno de sus proyectos más ambiciosos: Pizarro, un vehículo ligero del ejercito español cuya transmisión tiene origen vasco.

Carro de combate español "Pizarro".
Carro de combate español “Pizarro”.

Dicho vehículo de combate ha sido desarrollado conjuntamente con Austria y es similar al AIFV o al Bradley M2/M3 del ejército de Estados Unidos. La munición de dicho  vehículo no tiene nada que hacer contra un carro blindado, por eso su misión es la de proteger a la infantería hasta que lleguen los vehículos pesados.

Este es un claro ejemplo de que la tecnología española está de las primeras en los mercados internacionales, siendo un gran reclamo incluso en tecnología armamentística. Os iremos informando del progreso de SAPA y del desarrollo de los nuevos sistemas para los tanques de Estados Unidos.

Comentarios

comentarios