Tesla, la famosa compañía de coches eléctricos, ha dado un paso más en los sistemas de carga de sus coches. Esta vez nos ha sorprendido con un prototipo de cargador robótico con forma de trompa de elefante o serpiente, según se mire, que detecta el lugar de carga y se conecta automáticamente. Elon Musk ya habló, hace un tiempo, de un cargador que salía de la pared y se conectaba solo al vehículo. Te dejamos con el inquietante vídeo tras el salto.

Comentarios

comentarios