Toyota ha anunciado esta semana que ha creado una alianza con el famoso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Stanford para desarrollar la conducción autónoma y la inteligencia de los coches autónomos.

Se trata de una alianza que puede ser un revulsivo en un, ya de por sí, mercado que está en plena expansión en los últimos años. Da la impresión de que todas la empresas de tecnología quieren meterse en este tipo de desarrollos porque, claramente, apunta al futuro de la automoción.

Desde Apple, con su secreto Proyect Titan, a Google (la empresa con un proyecto -aparentemente- más desarrollado de todos) parando por Tesla, Volvo… todos están desarrollando algún aspecto de la conducción autónoma.

La última noticia ha sido la alianza entre Toyota, la Universidad de Stanford y el MIT. Toyota posee uno de los desarrollos de tecnología más importantes y acumula una gran cantidad de patentes y conocimientos al respecto, además aporta un capital de 50 millones de dólares al programa de investigación pagaderos en 5 años.

Otro de los elemantos sorprendentes de esta noticia es que al proyecto conjunto se suma un peso pesado la la investigación y la robótica: el Dr. Gill Pratt, exgerente de DARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados para la Defensa) y líder de la última edición del Robotics Challenge, un concurso de robots avanzados de rescate. La función de este fichaje no será otra que la dirección técnica y el asesoramiento en las complejas cuestiones técnicas a las que, sin duda, se enfrentarán.

En palabras de Kiyotaka Ise, Director de I + D de Toyota: “Estamos aquí hoy para marcar el inicio de un compromiso sin precedentes. Al principio nos centraremos en la aceleración de la tecnología de los vehículos inteligentes, con el objetivo inmediato de ayudar a eliminar las víctimas de tráfico y el objetivo final de ayudar a mejorar la calidad de vida a través de una mayor movilidad. Esta asociación, dirigido por el Dr. Pratt, es una gran oportunidad de trabajar con dos equipos líderes de investigación de dos universidades punteras. Estoy muy emocionado acerca de lo que significa esta nueva aventura para Toyota, y espero con interés más anuncios en el futuro.”

Según muestra el comunicado, Toyota se centrará en el desarrollo de la tecnología de los vehículos mientras que las universidades se centrarán en hacer comprender a la inteligencia de los vehículos los retos a los que se enfrentarán en el complejo mundo de la circulación.

Estaremos atentos a los logros de estos gigantes de la investigación y el desarrollo.

Fuente: Toyota.

Comentarios

comentarios